Cómo encontrar el destino ideal para viajar con niños e involucrar a tus hijos en la elección

Cómo buscar el destino ideal para viajar con niños

Siempre hemos dicho que uno de los mejores legados que les podemos dejar a nuestros hijos es viajar y que descubran otras realidades distintas a las suyas. No sabemos si lo hacemos de forma altruista, como un regalo de padres a hijos, o por puro egoísmo, ya que la sensación de ver el mundo a través de sus ojos es un placer y una satisfacción incomparable.

Desde el momento que tomas la decisión de viajar con los niños ya no hay vuelta atrás. Tu forma de explorar el mundo va a ser completamente diferente, pero ello no significa que esté carente de satisfacciones o emociones nuevas, más bien todo lo contrario. Se trata de un proceso de adaptación y aprendizaje continuo, ya que conforme van creciendo nuestros hijos van cambiando sus gustos, carácter, preferencias y necesidades. Para ponerte las cositas un poco más fáciles, vamos a darte algunos consejos para saber cómo encontrar el destino ideal para viajar con niños.

¡Vota por los destinos más familiares de España 2018 y gana un premiazo!

En HomeAway han organizado un concurso para saber cuáles son los destinos más familiares de España en 2018. Participando en las votaciones puedes ganar hasta 1.000 € para disfrutar de una estancia en una casa de vacaciones perfecta para tu familia. Tienes hasta el 23 de mayo para participar y elegir tus destinos de costa, urbanos y rurales favoritos.

¡Vota aquí por los Destinos Family Friendly España 2018 de HomeAway y gana hasta 1.000 € para tus vacaciones!

¿Playa, ciudad o montaña?

Fotos de Filipinas, Teo y Oriol en una playa de El Nido

La pregunta del millón ¿playa, ciudad o montaña? Siempre que sea posible nos gusta combinar las tres ubicaciones. Nosotros hemos viajado con Teo y Oriol desde que ambos han tenido pocos meses de vida y siempre hemos procurado que los lugares que visitábamos fueran apropiados y divertidos para los niños. Su corta edad nunca ha sido una barrera para que se lo pasaran en grande y descubrieran otras realidades muy distintas a la suya. Al final los niños tienen una capacidad de adaptación asombrosa y lo que quieren es pasar tiempo de calidad en familia fuera de su entorno habitual.

Nosotros, por ejemplo, vivimos en una ciudad con playa, pero nos hemos criado en una zona de montaña muy cercana al lugar en el que residimos y solemos ir a visitar a los abuelos de los peques con frecuencia. Es decir, tenemos los tres ambientes relativamente cerca y no es un factor que influya en nuestras decisiones. Pesa más que el destino al que vamos nos permita vivir experiencias nuevas o que sea culturalmente distinto al nuestro. Por si os sirve de orientación, hemos elaborado un post en el que os recomendamos 25 destinos recomendados para viajar con niños.

Escoger un destino seguro

Fotos del Fushimi Inari de Kioto, Vero, Teo y Oriol en los torii

En el tiempo que llevamos viajando con nuestros hijos nos hemos marcado dos líneas rojas que no queremos cruzar a la hora de escoger nuestro rumbo. Da igual que los destinos estén muy lejos, pero deben ser seguros y disponer de unas buenas condiciones e infraestructuras sanitarias (os hablamos de ello en el siguiente apartado).

El tema de la seguridad es más que obvio y es un problema que preocupa a la mayoría de padres. En una reciente encuesta online que ha realizado HomeAway a más de 1.000 familias residentes en España (a la que hay que sumar en 2 grupos de discusión con padres y madres con niños de entre 0 y 15 años usuarios de viviendas vacacionales), se ha llegado a la conclusión de que la seguridad es el aspecto que más se valora a la hora de elegir un destino familiar, ya sea de costa, urbano o rural.

Un destino con buenas infraestructuras sanitarias

Fotos del viaje a Tailandia con niños, Teo y Oriol Wat Traimit Bangkok

Tener buenos hospitales o clínicas (o que estén muy cerca) también es fundamental a la hora de escoger un destino. En España somos bastante afortunados en ese sentido, ya que gozamos con unas infraestructuras sanitarias de primer nivel, pero es algo que hay que tener en cuenta cuando viajamos al extranjero. Además de llevar un botiquín con todo lo necesario o chequear donde se encuentran los hospitales más cercanos de los lugares que vas a visitar, consideramos que es imprescindible contratar siempre un buen seguro de viaje, ya que los peques son más propensos que los adultos a ponerse malos.

En los ocho años que llevamos viajando con nuestros hijos sólo hemos tenido un incidente relacionado con la salud. Fue durante nuestro viaje a Tailandia con los niños. Oriol tuvo fiebre alta y necesitamos que lo viera un pediatra en la pequeña isla de Koh Phangan. En esa zona del país hay poco riesgo de malaria y dengue, pero no quisimos arriesgar ni un ápice. Llamamos a nuestro seguro médico y a pesar de que era de madrugada en España actuaron muy rápido y nos pusieron un taxi del hotel al hospital más cercano que se encontraba a una media hora. Lo primero que nos dijeron fue que el crío tenía unas anginas galopantes que le impedían comer y beber y que presentaba principio de deshidratación. Además los síntomas coincidían con los del dengue, por lo que decidieron hacerle las pruebas para descartar esa enfermedad tropical. Afortunadamente el test dio negativo, pero tuvieron que ingresarlo para bajarle la fiebre e hidratarlo por vía intravenosa. En unas 48 horas empezó a encontrarse mejor y le dieron el alta. La factura de aquellas 48 horas de incertidumbre nos hubieran costado 2.000 dólares, así que menos mal que estábamos cubiertos por nuestro seguro.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

¿Destino 100% para niños? Mejor 50/50

Fotos del viaje a Tailandia con niños, selfie Vero, Teo, Oriol y Pau Khao Sok

Cada niño es distinto y tú conoces a tu hijo mejor que ninguna otra persona en este mundo. Antes de emprender un viaje es necesario investigar un poco sobre el destino. Intenta que sea un lugar donde puedas realizar actividades apropiadas a sus gustos y edades, aunque dejando siempre espacio para el descubrimiento.

También consideramos que es un error muy habitual ir exclusivamente a lugares o hacer actividades pensadas 100% para los niños. Durante un viaje tiene que haber espacio y experiencias pensadas para todos los miembros de la familia, porque sino el 50% de sus miembros acabará aburrido. Cuando viajamos sacamos a los peques de su entorno habitual, así que es indispensable que hagan cosas distintas a las de siempre y que les permitan descubrir la cultura y la esencia de los lugares que están visitando. El viaje es una de las mejores escuelas de la vida.

Los niños necesitan destinos donde puedan jugar

Fotos de Morella, Teo i Oriol Saltapins

Cuando son pequeños los niños aprenden mientras juegan (y nosotros con ellos). Durante el viaje no paran de recibir estímulos externos y ponen en práctica muchas de las lecciones teóricas que han estudiado en el colegio. Siempre hemos pensado que viajar y descubrir el mundo con sus propios ojos es uno de los mejores legados que les podemos dejar a Teo y Oriol, pero es fundamental buscar destinos donde puedan jugar (y jugar con ellos). Ya sea un parque, una ludoteca o dos piedras y un palo, ellos siempre agradecen esos instantes de esparcimiento.

También es interesante que tengan contacto directo con la naturaleza, es increíble ver cómo interactúan con el medio ambiente, los animales, los ríos, la playa… todo lo que es nuevo les sorprende y agrada.

Alojamientos pensados para la comodidad de toda la familia

Foto de apartamento turistico de HomeAway

No es lo mismo viajar sólo, en pareja o en familia. Al igual que tampoco es lo mismo viajar con un hijo, con dos o con más. Conforme la familia va creciendo, las necesidades de espacio también son mayores durante las vacaciones. En ese sentido, los apartamentos o casas de alquiler vacacional son una gran solución, porque nos permite tener todas las comodidades de nuestro hogar pero estando de viaje. ¿Hay microondas para calentar la comida? ¿Tenéis ropa de cama? ¿La piscina cubre o no cubre?… este tipo de pequeñas tonterías que a los padres nos atormentan pueden quedar resueltas directamente manteniendo una conversación previa con el propietario del alojamiento. De persona a persona.

Y otro tema es el presupuesto, claro. Cuando viajamos con los niños nos gusta quedarnos en alojamientos que estén bien ubicados para tocar el coche lo menos posible. Cada vez cuesta más encontrar hoteles céntricos o cerca de la playa que cumplan aquello de bueno, bonito, barato… y pensado para familias. Incluso nos hemos encontrado con hoteles que nos invitaban a que reserváramos dos habitaciones para que estuviéramos “más cómodos”, con el quebradero de cabeza que eso supone para los niños y el bolsillo. Si al final te decantas por un apartamento o casa de vacaciones es mucho más probable que te ahorres un pico (cocinando la comida en la casa), estés bien ubicado y tengas espacio para todos. Además, si los niños se acuestan pronto, los adultos no tienen porque estar en la misma habitación sin hacer ni un ruido como en un monasterio para que se duerman.

Los niños deben involucrarse en los preparativos del viaje

Fotos Goierri - ruta Idiazabal, Oriol y Teo en el museo del queso

Aunque lo hemos dejado para el final, a nosotros nos gusta decir que los viajes empiezan con los preparativos. Consideramos que es una fase casi tan divertida como el propio periplo en sí mismo y muchas veces el éxito de las vacaciones dependerá del trabajo previo. Por ese motivo, desde que compramos los billetes de avión, de tren o pensamos en un destino para unos días de desconexión tratamos de involucrar a nuestros hijos con el diseño del viaje y la elección de las actividades o planes que queremos hacer.

Les explicamos con un vocabulario sencillo las distintas posibilidades que tenemos para pasarlo bien en destino, qué medios vamos a utilizar para llegar o cuánto tiempo vamos a estar viajando. Asimismo, les vamos preparando para el periplo con sesiones de fotos y vídeos o contándoles historias y cuentos sobre el destino que visitaremos. Organizar un viaje con los peques puedes ser muy divertido, así que les dejamos que participen en muchas de las decisiones para elaborar el itinerario o en la elección de las actividades.

Fotos de San Sebastián, Pau, Vero, Teo y Oriol en el Peine del Viento

¿Te han gustado nuestros consejos sobre cómo encontrar el destino ideal para viajar con niños e involucrar a tus hijos en la elección? ¿Nos cuentas los tuyos en los comentarios? Ah, y no te olvides de votar por los mejores Destinos Family Friendly España 2018 de HomeAway, puedes ganar hasta 1.000 € para tus vacaciones.

Tiqets

,

2 respuesta a Cómo encontrar el destino ideal para viajar con niños e involucrar a tus hijos en la elección

  1. Sergio Rivas mayo 17, 2018 en 9:20 am #

    Qué guay, se sentirán más importantes y se divertirán haciendo la elección o participando en ella.

    • Pau junio 10, 2018 en 3:38 pm #

      Sobre todo es bueno para integrarles y que conozcan mejor el destino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.