Qué optimistas solemos ser a principios de mes. Las cuentas corrientes pueden llegar a tener cuatro cifras, y lo de la crisis y el final de mes se presenta como un horizonte demasiado lejano. Las tiendas lo saben y agudizan el ingenio. Sacan ofertas tentadoras para que mordamos el anzuelo.

Es el caso del Fnac. Había escuchado en la radio que tenían un 25% de descuento en videojuegos de PC y PS2. Ese era el señuelo y allí que nos presentamos Vero y yo. Como fan de la NBA buscaba la nueva edición de la saga NBA Live. Pero al parecer, todavía no había salido su versión de PC. Al final cayó el NBA 2K9, que siempre me había llamado, pero según tengo entendido, hasta ahora sólo había salido para consola. Veremos qué tal resulta para ordenador.

Pero el Fnac es un lugar lleno de tentaciones y eso es muy malo si añadimos a la ecuación el optimismo de principios de mes. Pasó lo inevitable. Acabé pillándome una edición de coleccionista de Ran de Akira Kurosawa. Ya hacía tiempo que iba detrás de ella, pero su elevado precio me echaba para atrás. Precio rebajado y a la saca.

Por último, cumplí con una de mis adicciones literarias, Haruki Murakami. Este autor me encanta. Es muy ameno de leer y tiene una narrativa de esas que te cala hasta los huesos. Historias muy humanas que te hacen reflexionar y que te llegan muy adentro. Ayer vi After Dark, su última novela publicada en España, y me la llevé para casa. La carne es débil.

Vero por su parte también pescó o fue pescada. Se hizo con la cuarta temporada de Anatomía de Grey y con el cómic coreano La Historia de mi Madre de Kim Eun-Sung. Quién me iba a decir a mí que Vero acabaría comprándose más cómics que yo.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.