El cruce de Shibuya en Tokio

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Adivina, adivinanza. ¿Qué lugar suma dos veces 109, es hogar de un perro fiel que nunca se mueve, y gente que va y viene? Efectivamente, es el cruce de Shibuya.

Después de pegar una vuelta por Shinjuku, el siguiente destino de nuestro viaje a Japón fue el populoso cruce de Shibuya. Es uno de esos lugares de visita obligada, de vivirlo para contarlo, de sentir cuando ruge la marabunta desde dentro.

Neones en el cruce de Shibuya

Ese también fue nuestro primer encuentro con Los Pataliebreak en Tokio. Esa noche tocaba cena y karaoke, aunque eso os lo contaré otro día.

Vero y yo estábamos un tanto aturdidos por la cantidad de gente que iba y venía de la estación de Shibuya por la salida de Hachiko. La célebre estatua del perro esperador era el punto de encuentro. El nuestro y el de miles de personas más.

La estatua de Hachiko en Shibuya

Junto a la estatua de Hachiko, muy escondida por el gentío, había un montón de gaijines y japoneses haciéndose la foto de rigor. No exagero cuando digo que en mi vida he visto tantas personas esperando en el mismo sitio.

La primera impresión es desconcertante. Luces de neón que luchan por captar tu atención. Rascacielos de diseño futurista y una marea humana que se mueve como pollos sin cabeza. De repente, escuchamos que alguien decía mi nombre. Allí estaban Lorco y Nerea, Neki y Guillaume.

Antes de atravesar el cruce de Shibuya

Tras las presentaciones de rigor, Lorco me preguntó que si había cruzado alguna vez hasta el otro lado. «¿Y hacia dónde vamos?» le respondí atónito. «Tú tira hacia adelante». Consejo sabio y efectivo donde los haya.

Supongo que ya sabéis que el cruce de Shibuya de Tokio es el más transitado del mundo. Hay varios pasos de cebra que marcan la ruta. Cuando el semáforo de peatones está en rojo, comienzan los preparativos. Te da tiempo a ver que en el otro lado se organiza una especie de salida de maratón popular. La luz verde es el pistoletazo de salida, y la acera de enfrente es la meta. «Tú tira hacia adelante». Y así lo hice, así atravesé el famoso cruce de Shibuya desde Hachiko hasta el Starbucks.

El cruce de Shibuya desde el Starbucks

Una vez allí Lorco nos incitó a subir al primer piso del Starbucks para ver el espectáculo. Luego me confesó que de todas las veces que había estado allí, era en la que más gente había visto. Unos días después Vero y yo volvimos al lugar de los hechos. Cruzamos de nuevo el cruce de Shibuya y no morimos en el intento.

22 COMENTARIOS

  1. […] Probablemente el lugar que más nos impactó de Tokio en el segundo viaje a Japón. Muchos pensaréis que es sólo un mercado, pero nos cautivó. Una gozada para todos los sentidos. Tiene la recompensa de degustar el mejor sushi del mundo en los puestos que hay cerca. Ha sido difícil escoger un sólo lugar de Tokio en esta lista donde merecerían estar el Sensō-ji o Shibuya. […]

  2. Especialmente Shibuya fue el sitio de Tokio al que más cariño le tengo.
    Podías pasarte el día entero allí y no aburrirte.

    El cruce da sensación de agobio cuando ves tanta gente viniendo pero la verdad es que al final tienes más una sensación de invisibilidad, ¡nadie se fija en ti!

  3. @j08433, muy buena tu minianécdota jajajaja. A mí tampoco me salió muy bien la foto desde el Starbucks, pero que le vamos a hacer. Al menos vi todo desde arriba 🙂

  4. 1.Narita 2.Ryokan kangetsu 3.SHIBUYA
    Llegar a Shibuya es como… UAU! es como… Blade Runner!
    Nosotros decidimos subir hasta arriba del edificio situado justo a la izquierda de la salida de la estación. Pillamos el ascensor y le dimos al último botón. Al llegar nos encontramos con un restaurante con unas vistas fantásticas pero era obvio que no podíamos cenar allí, estaba fuera de nuestros presupuestos seguro. Así que mientras uno se dedicó a explicarle al camarero que queríamos mesa para 40 personas, cosa totalmente falsa, todos los otros aprovechamos el poco tiempo disponible en hacer todas las fotos posibles.
    Y si, es una minianécdota y las fotos salieron borrosas!

  5. @Javier, a mí sí que me dio la impresión de grandeza, quizás por el aturdimiento de la gente 🙂

    @Chiqui, es una de las experiencias de Tokyo. Muy turístico sí, pero hay que vivirlo.

    @silverchaos2k, miedo no, quizás si tienes un poco de agorafoba 😉

    @nerea, bienvenida a ‘el pachinko’, espero verte más por aquí. Ya les advertí en Yokohama que me habías contado lo de los menús de Chinatown… en fin, por una vez no pasa nada.

    @txema, no está mal el recorrido, aunque te espera un buen pateo 😉

    @Fer, las vistas del Starbucks se las debo a Lorco. Por la marea no te preocupes, no suelen haber empujones ni nada por el estilo.

    Gracias a [email protected] por vuestra opinión.

  6. Cuanta envidia me dan estos posts con esas fotitos ….. aunque le tenga una innegable manía a las mareas humanas no me perdería la experiencia, y más si al final del túnel hay un starbucks. XD

  7. Bueno Pau, que te voy a contar de Shibuya Crossing que tu no sepas! Lo de las malas experiencias en Chintown… no sois los unicos, a nosotros nos metieron un palo que todavia me acuerdo!

  8. Un lugar de visita obligada y que causa mucha atracción. Todo un espectáculo ver la marea humana entrecruzarse en una y otra dirección.

    No sé porque, cuando estaba ahí «plantado» pensé que sería más grande el cruce, pero hay que estar ahí para vivirlo, no?

    Un saludo!

  9. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Adivina, adivinanza. ¿Qué lugar suma dos veces 109, es hogar de un perro fiel que nunca se mueve, y gente que va y viene? Efectivamente, es el cruce de Shibuya. Después de pegar una vuelta por Shinjuku, el siguiente destino …

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.