Dotombori da mucha vida a Osaka

Valora este artículo

Cangrejo gigante en Dotombori

Este cangrejo gigante que veis en la imagen es uno de los símbolos más reconocibles de Dotombori, sin duda, una de las zonas más concurridas y animadas de la ciudad de Osaka.

Nosotros estuvimos una mañana entera recorriendo las calles de esta zona céntrica que se ubica entre los puentes Dōtonboribashi y Nipponbashi. Es brutal la gente que se llegas a ver por estas calles repletas de restaurantes, tiendas, pachinkos, clubs, love hotels…  Aunque lo que realmente da fama a Dotombori es su ajetreada vida nocturna.

Llegar hasta allí es sencillísimo, puesto que es una de las arterias y centros neurálgicos más conocidos de Osaka. La forma más sencilla de acabar en Dotombori es desde la estación de Namba. Allí confluyen autobús, metro y el clásico tren JR.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Pez Globo en Dotombori

A pesar de los ríos de gente, el paseo por Dotombori fue uno de los más agradables de nuestros viajes a Japón. Más si cabe, porque estábamos apurando nuestras últimas horas en el país y todavía nos quedaban unos cuantos yens para gastar. Vale la pena perderse por la zona y mezclarte con la gente para descubrir el Japón más consumista y vividor.

Además, el dinero no es problema, ya que hay restaurantes y tiendas para todos los bolsillos, desde los más exigentes, hasta los más modestos. Como anécdota, nos despedimos de la gastronomía japonesa en un restaurante de sushi delicioso y muy barato. Fue muy curioso el hecho de que la camarera empezara a hablarnos en castellano. Era una chica que estudiaba español y flamenco en la universidad y había estado por el centro de España. No cabe decir que nos trataron como si estuviéramos en su casa.

Camarera japonesa que hablaba español

,

6 respuesta a Dotombori da mucha vida a Osaka

  1. Prognatis octubre 6, 2008 en 11:33 pm #

    @enric, se agradece la invitación 😉 No pretendo dar envidia, simplemente facilitar las cosas al que pretenda ir después de mí a estas zonas, aunque agradezco tus palabras.

    @josecrem, me parece que te vas a la boda de Ale y Ai ¿verdad? Pues que la disfrutes. Cierto es que el ambientillo de Osaka me pareció muy diferente al del resto de ciudades. ¿Sórdido, canalla, desenfadado? La cuestión es que me gustó.

    @Javier, el tiempo y el dinero siempre son un problema, sobre todo el tiempo. A mí también me hubiera gustado estar mucho más tiempo por allí 🙁

    @Andrea, bienvenida a ‘el pachinko’. Es un honor que se pase por aquí la blogger de una entidad tan importante. Espero verte más.

    Un saludo a [email protected] y gracias!!!

  2. Andrea octubre 6, 2008 en 1:01 pm #

    Muy chulo tu blog

  3. Javier Sampedro octubre 6, 2008 en 3:53 am #

    Mi paso por Osaka fue un tanto express y no me dio tiempo a pasar por Dotombori, pero no sería por ganas.

    La verdad que me gustó mucho la ciudad y con pena de no haber podido disfrutar un día más en ella. Algo menos colorida que Kyoto pero con otro encanto.

  4. josecrem octubre 5, 2008 en 9:25 pm #

    Que suerte encontrar un sitio asi. Esta vez no vamos a pasar por Osaka, pero en 2006 recuerdo que la gente era mucho mas desinhibida que en otros sitios como Kyoto. ¡Ookini!

  5. enric octubre 5, 2008 en 9:15 pm #

    Vaya, parece ser que he acertado 😉

    La verdad es que fue una pura casualidad que entrara al Google Reader 3 minutos después de que publicaras la entrada y así ser el primero en contestar, desde aquí quiero dar las gracias a mis… esto…creo que me he equivocado de sitio.

    Muchas gracias por el enlace, un abrazo y, debido a la temática del post, te debo una invitación a una marisquería (creo que al menos me llegará para una gamba).

    Seguiré leyéndote (y tú dándome envidia por irte de viaje tan lejos).

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viaje a Japón – Mis 5 imprescindibles de Osaka | el pachinko - julio 28, 2010

    […] Dōtonbori: Probablemente el área más recomendable de Osaka para pasarlo bien. Situada en Minami, esta zona […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.