Qué hacer en Santiago de Compostela

¿Quién no ha dicho que una vez en la vida quiere hacer el camino de Santiago? Esta peregrinación mundialmente conocida, recoge cada año a miles de viajeros que, independientemente de sus razones, tienen el objetivo de llegar a la majestuosa Catedral de Santiago.

Al ser una ciudad de paso, muchos de los viajeros no se toman el tiempo de ver realmente la ciudad y te aseguro que es una verdadera joya. Además de tener una de las catedrales más bonitas del mundo, esta ciudad de Galicia cuenta con una fascinante historia, la cual se puede revivir al pasear por sus calles repletas de iglesias, monumentos, palacios y monasterios. Ponte zapato cómodo que vamos a descubrirte 10 lugares imprescinsibles que ver en Santiago de Compostela.

Qué hacer en Santiago de Compostela en un día

En este post, te vamos a recomendar el recorrido que puedes hacer durante un día para ver los principales monumentos y lugares de la ciudad. Como consejo te diríamos que dependiendo de la época del año en la que visites Santiago, dediques algo de tiempo a escoger tu calzado. Así pues, no olvides echar un vistazo al tiempo, ya que Santiago de Compostela destaca por sus temperaturas y precipitaciones norteñas.

Aquí van nuestras recomendaciones de los lugares que no te puedes perder en Santiago de Compostela:

Plaza del Obradoiro

Sumergiéndonos en el casco antiguo de la ciudad, empezamos nuestro recorrido por la Plaza del Obradoiro. Esta imponente plaza, era el lugar de trabajo de los artesanos y con el paso de los años ha pasado a ser el centro monumental de la ciudad que da la bienvenida a los peregrinos que llegan del camino.

Con más de 700 años de historia, la Plaza del Obradoiro se encuentra rodeada de cuatro edificios representativos de los principales pilares de la vida en la capital gallega: la religión, la educación, la hospitalidad al peregrino y la administración.

Catedral de Santiago

Visita a la Catedral de Santiago de Compostela

El primer edificio que verás nada más entrar será la Catedral de Santiago (Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Compostela). Sin duda alguna, tras admirar su belleza desde el exterior, te recomiendo entrar para ver su interior por la puerta de Platerías.

En el interior, rápidamente visualizaras el Botafumerio, justo arriba del Altar Mayor. A nosotros nos llamó mucho la atención que este “echador de humo” pesa nada más y nada menos que 62 kilogramos y mide 1,5m de altura. Además, tras rellenarse casi medio kilo de incienso, ocho hombres lo empujan para que reparta el incienso por toda la catedral a una velocidad de hasta 68 km/hora, Dios quiera que nunca se caiga…

Siguiendo la visita, tienes que ir detrás del Altar Mayor y pasar un pasillo estrechito para abrazar al Apóstol Santiago, también puedes consultar la hora para bajar a ver la cripta donde se encuentran sus reliquias. Por cierto, si tienes tiempo, subir a la cubierta y visitar el museo es una buena opción, aunque esta parte es de pago.

Pazo de Raxoi

El Palacio de Raxoi lo encontrarás justo delante de la catedral, este edificio fue construido en 1766 por el arzobispo Raxoi y ha sido desde residencia del seminario hasta cárcel. Actualmente, es toda una pena que el interior no se pueda visitar, pero las vistas del edificio neoclásico merecen unos minutos de admiración.

Pazo de San Xerome

En un lateral de la Catedral, podrás observar el Pazo de San Xerome. Aquí, debes buscar en una de sus paredes el famoso Árbol de la Ciencia. La leyenda cuenta que este antiguo arbolito aclara tus ideas si no tienes claro qué estudiar. Señalando con el dedo (obviamente sin mirar), el pergamino que señales indicará tu rama académica. Deberíamos escribir al rectorado para que añadan futbolista o youtuber para los más peques de la casa.

Hostal de los Reyes Católicos

Cerrando la plaza, se encuentra el Hostal de los Reyes Católicos, que a día de hoy, se ha convertido en uno de los Paradores más exclusivos y demandados de España.

Aunque ahora sea un lujoso Parador de 5 estrellas, este edificio fue construido en 1499 por los Reyes Católicos para dar cobijo a todos los peregrinos que terminaban el camino. Con el paso de los años, este parador puede presumir de que entre sus paredes se encuentran los 16 pilares renacentistas más importante de Galicia, el manuscrito que narra los milagros del Apóstol Santiago y la que fue la suite del dictador Francisco Franco.

Monasterio de San Martiño Pinaro

Dejando atrás la plaza del Obradoiro, seguimos paseando hasta el segundo mayor monasterio de España, el Monasterio de San Martiño. Este fue fundado en el siglo X por la orden benedictina.

En su interior, nos impresionó muchísimo la bóveda, pero sin duda, lo que no puedes perderte es el retablo mayor. En este se ilustra a San Martín compartiendo su capa con los pobres, y a San Millán y Santiago en Guerra con los infieles.

Plaza de la Quintana

A unos pocos minutos de la Plaza del Obradoiro, se encuentra la Plaza de la Quintana. Esta plaza se divide en dos por una gran escalinata. Según cuentan, la parte de abajo recibe el nombre de Quintan dos Mortos, ya que hasta el 1780 fue donde se ubicaba el cementerio. La parte superior de la escalinata recibe el nombre de Quintana dos vivos por lo que ya te puedes imaginar, estaban los vivos.

Los edificios que rodean esta Plaza son la Casa De la Parra, El Monasterio de San Paio (donde está el sepulcro del apóstol Santiago), la Casa de la Conga y la Fachada Quintana de la Catedral. Si visitas la ciudad el 25 de julio y coincide en domingo, será el único día en el que podrás ver la “Puerta Santa” de la Catedral abierta.

Si eres de esos viajeros observadores, no tardarás en darte cuenta de que el reloj de la torre de la Catedral, sólo tiene una aguja. Esto se debe a que la hora la marcan las campanas. Además, cuenta la leyenda que si llegada la media noche la campana tocara 13 campanadas en vez de 12, el demonio tendría una hora para andar suelto por toda la ciudad. Seguro que más de uno ha esperado a la medianoche para contarlas.

Esta plaza también fue llamada “Plaza de los Literarios” en honor a todos los estudiantes que combatieron contra Napoleon Bonaparte en la Guerra de la Independencia.

Plaza Cervantes

Esta singular plaza ha ido cambiando muchas veces de nombre. En el siglo XII la llamaron “Foro” ya que era el lugar donde los ciudadanos se enteraban de los acuerdos municipales. En 1570, fue el lugar para impartir justicia por parte de la Inquisición. Más tarde, pasó a ser el recinto mercantil de los alimentos, aunque este terminaría moviéndose a la actual Plaza de Abastos, dando paso al actual nombre. Visto lo visto, no te aseguro que haya cambiado el nombre cuando la visites.

Cuidado que viene spoiler, pero si te decantas por la opción de un free tour por Santiago, en esta plaza se suele hacer una pequeña bromita a los turistas, tendrás que hacerlo si quieres salir de dudas…

Mercado de Abastos

Mercado de Abastos de Santiago

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Si sigues todo recto llegarás al segundo lugar más visitado de la ciudad, El Mercado de Abastos. Compuesto por ocho naves, podrás encontrar una gran variedad de productos de alimentación y artesanía. Si eres un amante del marisco, prepárate porque nosotros flipamos por la variedad de pescados y mariscos locales que ofrece. Te recomiendo tomar un descansito y pasarte por la nave 5 a picar algo.

Mirador de la Alameda

Para terminar de enamorarte de Santiago, no te puedes perder el mirador del Paseo de la Herradura. Este se encuentra en el parque de la Alameda, donde podrás admirar unas increíbles vistas con la Catedral como protagonista. Personalmente, te recomendaría que te pases de noche para ver porqué la Catedral es y será un “faro” para los peregrinos.

¿Te ha gustado nuestros 10 lugares imprescindibles que ver en Santiago de Compostela en un día? ¿Nos recomiendas alguno más? Esperamos tus opiniones en los comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.