Qué ver en Murcia, donde se ensalza y ama lo antiguo y lo nuevo

Fotos de Murcia, Teatro Romea

Ni una, ni dos, ni tres. Hemos perdido la cuenta de las veces que nos hemos dejado cegar por lugares ubicados en los confines más lejanos del mundo y luego nos hemos arrepentido de no haber descubierto antes maravillas que teníamos al alcance de la mano. La penúltima de esta lista (que seguro se irá incrementando en el futuro) ha sido la ciudad de Murcia.

El lema de esta localidad es “donde se ensalza y ama lo antiguo y lo nuevo” y ciertamente han dado en el clavo. Es una urbe que tiene muy presente su pasado, pero que mira hacia al futuro a la hora de seducir al viajero. Además, la capital murciana tiene un clima extraordinario todo el año, ideal para perderte por su centro histórico, caminar por sus plazas y calles peatonales o disfrutar de su rica gastronomía en alguna de sus terracitas. Te invitamos a derribar tabúes y que te animes a descubrir una ciudad acogedora y repleta de sorpresas. Para ello, vamos a recomendarte qué ver y hacer en Murcia en una escapada de dos o tres días.

¿Cómo llegar a Murcia?

Fotos de Murcia, ayuntamiento

La ciudad de Murcia no dispone de aeropuerto en el municipio, pero tiene relativamente cerca el de San Javier a tan sólo 45 kilómetros y el de Alicante a unos 70 kilómetros. Desde San Javier hay un autobús que en 10 minutos te acerca a Santiago de la Ribera y desde allí puedes tomar otro vehículo hasta la capital murciana por 4,10 euros. Desde el aeropuerto de Alicante hay un autobús directo y sin paradas que que cuesta 5,22 euros.

En tren tienes muchas combinaciones para llegar hasta la estación de Murcia del Carmen. Desde Madrid, por ejemplo, hay varios Altaria al día que cubren el trayecto en unas 4 horas y 20 minutos. Esperamos que la ciudad cuente pronto con trenes de alta velocidad.

¿Cuántos días me recomiendas estar en Murcia?

Fotos de Murcia, puente viejo

Como siempre la estancia en la ciudad dependerá del tiempo del que disponga cada viajero. Murcia es el séptimo municipio más poblado de España, pero a pesar de sus dimensiones tiene un centro urbano realmente acogedor y muy fácil de recorrer. Casi todos los puntos de interés se encuentran muy próximos entre sí por lo que dos o tres días puede ser un periodo razonable para tener una primera toma de contacto con la capital murciana.

Uno de los grandes alicientes de Murcia respecto a otros lugares de España es su extraordinario clima y su luz. Excepto en los meses de verano donde hace mucho calor, el resto del año goza de una temperatura espectacular y eso se nota mucho en el gran ambiente que hay en sus terrazas y calles o en el carácter afable de sus habitantes.

¿Es cara la vida en Murcia?

Fotos de Murcia, ambiente en la plaza de las Flores

En el tema de los precios hay cosas que nos sorprendieron muy gratamente, como por ejemplo la gastronomía, los transportes e incluso los alojamientos. Pese a ser capital de la Región de Murcia, los servicios de la ciudad gozan de una relación calidad-precio realmente fascinante.

¿Qué comer en Murcia?

Fotos de Murcia, marineras

No exageramos un ápice si decimos que en Murcia se come de maravilla. Y además, es de esos lugares donde es fácil comer bueno, bonito y barato. Su cercanía con la huerta y el mar provocan que las materias primas con las que se trabajan en los fogones murcianos sean excepcionales.

Lógicamente las hortalizas son espectaculares y algo tan sencillo como disfrutar de un tomate con aceite se convierte en un verdadero placer. También merece la pena probar las mojamas, salazones y huevas o los arroces. No obstante, lo que más te va a sorprender es una serie de platos típicos con nomenclaturas que sólo escucharás en Murcia. Desde las sencillas marineras (tapa de ensaladilla con una anchoa) a los zarangollos (revuelto con calabacín y cebolla), pasando por los michirones (un guiso elaborado con habas) o los paparajotes de postre. Hay muy buenos restaurantes y bares en las postrimerías de la Catedral o en la Plaza de las Flores.

¿Dónde alojarse en Murcia?

Fotos de Murcia, Real Casino

Con más de 400.000 habitantes y siendo el epicentro de la Región de Murcia, la ciudad cuenta con una oferta de alojamientos bastante aceptable, ya que además es una de las referencias a nivel nacional en cuanto a turismo de congresos se refiere. En ese sentido, goza de un amplio abanico de hoteles de 4 y 3 estrellas, aunque también de apartamentos turísticos y un camping para presupuestos más ajustados. Aún así los precios de los hoteles son muy competitivos.

En nuestra última visita nos alojamos en el NH Amistad que queda muy cerca de la zona comercial y a unos 15-20 minutos de la catedral a pie. Aquí puedes buscar los mejores hoteles para tu estancia en Murcia.

>

¿Qué ver en Murcia en tres días?

Fotos de Murcia, grupo en la Catedral

Murcia es el destino ideal para una escapada de pocos días y tiene muchos argumentos para todo tipo de público y edad. Para nosotros es uno de los secretos mejor guardados de España, pues tiene alicientes de sobra para gente que busca un rico patrimonio cultural e histórico, rica gastronomía o ambientazo nocturno. Se trata de una ciudad viva y con un clima envidiable casi todo el año. Para que organices tu visita vamos a recomendarte algunos lugares para visitar en Murcia en tres días:

  • Lo que más llama la atención a simple vista es la Santa Iglesia Catedral de Santa María, conocida popularmente como Catedral de Murcia. Es una obra colosal que tardó más de cinco siglos en estar terminada, así que el resultado es una mezcla de estilos realmente fascinante. Su torre principal mide 90 metros y es un icono muy reconocible que lo convierte en un punto de partida perfecto para empezar a explorar la ciudad. Sus alrededores son peatonales y están repletos de barecitos y restaurantes. Sus tres puertas son espectaculares, pero la fachada principal diseñada por Jaime Bort es una joya del barroco. En la misma plaza del cardenal Belluga también se encuentra el imponente Palacio Episcopal que contrasta con el contemporáneo Edificio Moneo.
  • El Real Casino es otro de los lugares imprescindibles para visitar en Murcia. Está ubicado en la emblemática calle Trapería y su mezcla de estilos es fascinante. Pasear por sus salones es una clase magistral de arquitectura y diseño, pues hay estancias que recuerdan a lugares tan mágicos como la Alhambra de Granada, los Museos Vaticanos o Versalles.
  • Otro de los lugares de Murcia que más nos gustaron fue el Museo de Santa Clara. El edificio forma parte del real monasterio de religiosas clarisas desde 1365, aunque antes acogió entre sus muros a emires musulmanes y monarcas castellanos. La alberca árabe del siglo XIII es uno de sus puntos más destacados, un oasis de paz y tranquilidad en medio de la ciudad. Sin embargo, tiene muchos alicientes como una colección de enseres de varios siglos entre los que sobresale el flautista, una pieza de arte islámico muy singular ya que tiene un rostro representado. El convento es visitable en un 80%, pues todavía está habitado por seis hermanas clarisas de clausura.
  • En la Plaza de la Glorieta de España podrás observar el Ayuntamiento de Murcia, un edificio necoclásico pintado de un color rojizo inconfundible. Muy cerca queda el Palacio Almudí que alberga el archivo de la ciudad, aunque antiguamente fue una alhóndiga en la que se almacenaba el grano.
  • Muy próximo al Palacio Almudí puedes encontrar otro de los iconos de Murcia, el Puente Viejo o Puente de los Peligros en el que la gente se santiguaba ante la imagen de la Virgen de los Peligros para evitar que una riada se los llevara por delante. Justo enfrente se divisa la pasarela del Malecón de Javier Manterola que enlaza con los Jardines del Paseo del Malecón y que en cierta medida han servido para que la ciudad vuelva a mirar a la ribera del Segura. Es una zona ideal para pasear, ir en bici o practicar deportes… incluso se alquilan barquitas para remar sobre el río.
  • También es un verdadero espectáculo para todos los sentidos pasear por el Mercado de Verónicas. Es uno de los mejores lugares más interesantes a nivel gastronómico, especialmente porque en sus puestos lucen orgullosos los coloridos frutos de la huerta murciana. Hay género de primera, así que cuidado si vas con hambre… podría ser tu perdición.
  • Casi sin querer acabarás paseando por las calles Platería, Trapería o Jabonerías, algunas de las más singulares del casco histórico de la ciudad pero también las más interesantes para ir de shopping junto a la Gran Vía.
  • Otro de los iconos que tienes que visitar en Murcia es si increíble Teatro Romea en la plaza de Julián Romea. Si te fijas en su fachada ecléctica observarás bustos que representan a figuras universales como Beethoven, Mozart y Listz. Las obras más importantes del circuito español se representan en este edificio que cuenta con uno de los escenarios más demandados por los artistas y que al parecer les trae mucha suerte.
  • Y no te puedes ir de Murcia sin experimentar de primera mano el ambientazo que suele haber en la Plaza de las Flores y sus calles adyacentes.  Terracitas, bares y restaurantes que suelen estar a tope y donde puedes tomarte una cervecita mientras ves la vida pasar. Eso sí, acompañada de unos caballitos, unas marineras o una ensalada de tomate con ricas salazones.

¿Qué lugares te quedaste con ganas de ver en Murcia?

Fotos de Murcia, alberca Museo Santa Clara

Lógicamente en un escapada de tres días a Murcia no te da tiempo a ver todos sus atractivos, especialmente los que están en los alrededores de la ciudad. Cuando termina el viaje siempre hay alguien que te recomienda algún lugar que no visitaste y da un poco de rabia, pero siempre hay que dejar algo para la próxima visita. Nos quedamos con muchas ganas de subir al Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, ya que nos chivaron que desde allí hay unas vistas estupendas de la huerta y la capital. También nos quedó pendiente el Monasterio de los Jerónimos emplazado en la pedanía de Guadalupe.

Además, se nos quedó en el tintero una visita al castillo de Monteagudo, a unos 5 kilómetros de la ciudad o el Museo Salzillo, ya que al visitar la urbe durante la Semana Santa de Murcia permanecía cerrado. La suerte es que pudimos ver la mayoría de las tallas de Francisco Salzillo en las procesiones. También el Museo de la Ciencia y el Agua, pero lo reservamos para cuando viajemos con los niños.

¿Cómo moverse por Murcia?

Fotos de Murcia, paseo en barca

El precioso centro urbano de Murcia es una invitación a recorrer la ciudad a pie. De hecho, nosotros no utilizamos otro medio de transporte para desplazarnos, pues es una localidad prácticamente llana y con la mayoría de atractivos muy próximos entre sí.

Quizás para desplazarse desde la estación de Murcia del Carmen al centro puedes pillar un autobús urbano o un taxi por muy pocos euros. No obstante, tienes mucha más información en la web de Turismo de Murcia.

Galería de fotos de Murcia

4 respuesta a Qué ver en Murcia, donde se ensalza y ama lo antiguo y lo nuevo

  1. Sofia Pitarch mayo 21, 2017 en 10:45 pm #

    Enhorabuena por el artículo, me ha encantado. La verdad es que Murcia es una ciudad preciosa; el ambiente que tiene y su gente la convierten en encantadora. Tuve la suerte de visitarla en marzo y estoy deseando volver. Os recomiendo visitar el museo Salzillo, junto con su iglesia, imprescindible para conocer más en detalle la Semana Santa murciana.

    • Pau mayo 22, 2017 en 1:18 pm #

      Bienvenida a ‘el Pachinko’ Sofía y muchas gracias por tu comentario.

      Pudimos visitar la iglesia del Museo Salzillo mientras salían los pasos en Semana Santa y fue una gran experiencia, espero volver a visitarlo en otra ocasión sin tanto ajetreo.

  2. Maribel Requena Varon mayo 19, 2017 en 11:41 am #

    Me he quedado fascinada…vivo en Granada y nunca he visitado Murcia (este destino siempre se nos queda aparcado por otros más “exóticos”) pero sí que me lo apunto ahora para una escapada de fin de semana. Tan cerca, tan lejos…

    • Pau mayo 19, 2017 en 3:30 pm #

      Gracias por tu opinión Maribel y bienvenida a ‘el Pachinko’. Estoy convencido de que Murcia te gustaría mucho… y te ha pasado un poco como a mí, teniéndola tan cerca y lo mucho que he tardado en visitarla.

Deja un comentario