Fotos Benicassim, playas

Benicàssim es una de las localidades turísticas de la Comunitat Valenciana donde he pasado más veranos en mi vida (pese a que nací en Alcoy y vivo en Alicante). La música y el FIB son los principales culpables de que mis huesos acabaran allí en pleno mes de agosto, pero hace unas semanas regresé en invierno para descubrir otra cara muy distinta de este municipio castellonense gracias a la celebración del día de las paellas.

Con los recuerdos de hace unos años y las vivencias más recientes voy a recomendaros qué ver y hacer en Benicàssim, un lugar en el que han veraneado ilustres como Ernest Hemingway. Empieza la cuenta atrás con estas diez experiencias que tienes que vivir en Benicàssim.

Relax en las playas de Benicàssim

Fotos Benicassim, playa y veleros

No lo voy a negar, uno de los principales atractivos que tiene Benicàssim son sus magníficas playas. En verano suelen estar repletas de bañistas (también de los asistentes a los muchos festivales que se celebran allí) con ganas de desconectar disfrutando del sol y del mar. De las cinco playas principales mis favoritas son la de Voramar y el Torreón. En invierno Las playas de Benicàssim también tienen su encanto.

Advertisement

Pasear por la Ruta de las Villas

Fotos Benicassim, ruta de las villas

Frente al paseo marítimo que discurre por las playas Torre San Vicent, la Almadraba y Voramar hay un conjunto de villas muy pintorescas que otorgó en su momento a Benicàssim el sobrenombre del «Biarritz valenciano». Fue a finales del siglo XIX cuando empezaron a construirse estas imponentes casas vacacionales que tienen estilos clásicos, renacentistas, medievales, incluso alguna que emula un caserío vasco. Ernest Hemingway, Alejo Carpentier o John Dos Passos fueron algunos de sus ilustres inquilinos. Si estas por la provincia de Castellón tienes que hacer la Ruta de las Villas sí o sí.

Senderismo en el Desierto de Las Palmas

Fotos Benicassim, Desierto de Las Palmas

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Advertisement

No esperes dunas, ni oasis, ni bereberes aquí. El nombre de desierto viene del concepto bíblico de lugar sin gente que los ermitaños utilizaban para sus retiros espirituales. Todavía quedan algunos de los austeros lugares de oración que utilizaban estos ascetas en este parque natural, aunque el principal atractivo del Desierto de Las Palmas son sus preciosos senderos que nos regalan unas caminatas y unas vistas de Benicàssim espectaculares. Las curvas y las carreteras empinadas también harán las delicias de los cicloturistas.

Visita al histórico Monasterio Carmelita

Fotos Benicassim, Monasterio Carmelita

Un lugar cargado de historia y de anécdotas en mitad del Desierto de las Palmas, de hecho, este lugar y su entorno es la propiedad más grande de cuantas tiene la Iglesia en España. Todavía se pueden ver los restos el antiguo monasterio que quedó muy dañado tras unas lluvias torrenciales a 500 metros del actual. Dicen que en este lugar se creó el moscatel, aunque lo más interesante es la visita museo sacro del monasterio carmelita, donde se muestran más de 600 objetos recolectados a lo largo de la historia por la orden carmelita en todo el mundo. Además, por 10 euros la noche puedes alquilar una ermita para un retiro espiritual.

Formigues Festival

Fotos Benicassim, niño en la playa

El «Biarritz valenciano» ya era conocido en el siglo XIX por el turismo, pero actualmente son los festivales los que han dotado a la localidad de una fama internacional. Además del FIB, hay muchísimos otros eventos musicales, incluso para los que hacemos viajes con niños. Es el caso del Formigues Festival, una iniciativa que pretende acercar la música a los más pequeños de la casa.

Gastronomía para chuparse los dedos

Fotos Benicassim, gastronomia

Uno de los cambios que más me han sorprendido de mi última visita a Benicàssim. Quizá es que hace una década iba más corto de presupuesto y no me fijaba tanto en estos aspectos, pero en los últimos tiempos hay muchos locales donde se come muy bien. Restaurantes como Corralet, Vin Up, Jota’s La Pau, el Mesón la Estafeta o el clásico Hotel Voramar tienen la culpa de que Benicàssim haya evolucionado tan bien en el aspecto gastronómico.

Tómate un gintonic en Bambú Lounge

Fotos Benicassim, Bambu Lounge

Sin duda, una de las gratas sorpresas de mi último viaje a Benicàssim. El local regentado por Francisco Socarrades tiene una cantidad de referencias de ginebras digna de las mejores coctelerías de Madrid o Barcelona. El ambiente del Bambú Lounge es muy agradable, pero lo que realmente merece la pena es conversar un rato largo con su dueño para que te cuente mil y una anécdotas de cómo descubrió cada marca y cuáles son sus principales características. Yo por ir a contracorriente me tomé un whisky escocés que estaba riquísimo.

Ruta Cicloturística

Fotos Benicassim, ruta cicloturistica

La localidad castellonense tiene cerca de 15 kilómetros de carril bici para descubrir sobre dos ruedas los principales atractivos del municipio. Pedalear junto al mar con totales garantías de seguridad y con indicaciones especialmente creadas para los turistas es una manera distinta y cómoda de explorar la localidad. Si crees que estás en buena forma luego te puedes atrever con las curvas y cuestas empinadas del Desierto de Las Palmas.

Día de las Paellas

Fotos Día de las Paellas Benicassim 2015, fuego

El Día de las Paellas de Benicassim suele ser el colofón a las fiestas patronales de San Antonio Abad y Santa Agueda y se viene celebrando desde hace 30 años casi por casualidad. Todo el pueblo se apunta a cocinar, beber, bailar, pasarlo bien y disfrutar de un fiestón popular en el que participan cerca de 20.000 personas. De las 12 del mediodía a las 5 de la tarde el centro pueblo está tomado por más de 1.000 paellas y ríos de gente que se agolpan a su alrededor como si fuera un totem sagrado. La banda sonora la ponen las charangas, y altavoces que salen de bares y restaurantes. Todo el mundo participa de esta fiesta, no cabe ni una aguja en Benicàssim.

FIB

Fotos Benicassim, FIB
Foto con licencia CC pillada del Flickr del FIB Benicassim Festival

Al menos una vez en la vida tienes que ir al FIB. Yo he perdido la cuenta de las veces que viajé a Benicàssim para escuchar en directo a mis ídolos musicales, pero debe rondar la decena. Para 2015 ya están confirmados artistas de la talla de Portishead, The Prodigy, Public Enemy, Crystal Fighters o mis queridos Planetas. Si tienes un hijo adolescente que te pide ir al FIB déjale ir por el amor de Dios. Yo espero volver alguna vez, pues allí he vivido algunos de los mejores veranos de mi vida.

Quiero dar las gracias a Turismo de Benicàssim por ayudarme a hacer este reportaje.

11 COMENTARIOS

  1. Yo también añadiría en lugares para comer y cenar «la manduca», ya que tienen una carta muy extensa Y esta todo bbuenísimo. Yo todos los veranos suelo ir varias veces. Lo recomiendo

  2. Hola, soy de Benicasim y quería añadir una pequeña corrección. No dejan montar en bici por el paseo de la playa, si te ve la policía te paran. Es una pena porque cuando apenas hay gente se va muy a gusto en bici por ahí.

    • Bienvenido a ‘el Pachinko’ y muchas gracias por la aclaración Javier. Pensaba que el paseo formaba parte de la ruta cicloturista, sobre todo porque vi unas cuantas bicis paseando por la zona. En cuando pueda cambio la foo para evitar confusiones.

  3. Y si me lo permites aún añadiría la de visitar las bodegas carmelitanas y tomarte un sorbito de su famoso licor! Abrazos

    (Digo las bodegas carmelitanas en el mismo Benicassim, que no es lo mismo que el monasterio)

    Abrazos!

  4. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Benicàssim es una de las localidades turísticas de la Comunitat Valenciana donde he pasado más veranos en mi vida (pese a que nací en Alcoy y vivo en Alicante). La música y el FIB son los principales culpables de que mis hues..…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.