Archivo | Viaje a Castilla-La Mancha

Los molinos de viento de Campo de Criptana

Los molinos de viento de Campo de Criptana

“En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo; y así como Don Quijote los vio, dijo a su escudero:

La aventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ¿ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta, o pocos más, desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas…”

Molino de viento de Campo de Criptana en la niebla

Miguel de Cervantes se inspiró para este célebre pasaje del capítulo VIII de la primera parte de El Quijote en los molinos de viento de Campo de Criptana, una localidad que gracias a este libro universal se conoce como Tierra de Gigantes.

Nosotros tuvimos la gran suerte de visitar algunos de los molinos de viento manchegos que todavía se erigen en La Sierra de Campo de Criptana. De los 34 “gigantes” que divisó Don Quijote de la Mancha, en la actualidad sólo quedan diez, aunque están muy bien conservados y bien merecen una visita.

Leer más →

Las casas-cueva de Campo de Criptana

Entrada a las casas-cueva de Campo de Criptana

Durante nuestro viaje a Castilla-La Mancha, tuvimos la oportunidad de visitar las casas-cueva de Campo de Criptana. Cuevas o criptas, de ahí el nombre de la zona en la que están ubicadas, el Albaicín Criptano, y también de la localidad manchega.

El Albaicín Criptano es muy peculiar. Está formado por callejuelas estrechas y pronunciadas pendientes que le dan un toque muy auténtico. Las casas-cueva están actualmente en las plantas bajas de los edificios, que son construcciones típicas manchegas de una sola planta, encaladas de blanco y zócalo de color añil.

Casas-cueva de Campo de Criptana

Las casas-cueva que podéis ver en los viajes a Castilla-La Mancha tienen la característica de que mantienen la misma temperatura tanto en las épocas cálidas y frías del año, lo cual iba de maravilla para ahorrarse combustible en invierno y algún que otro sofoco en verano.

Las familias que habitaban estos habitáculos en Campo de Criptana eran muy humildes, como comprobamos con la decoración tan tosca y básica que tienen. La separación de las estancias se hacía con cortinas colocadas sobre las arcadas que separan una habitación de otra.

Leer más →

Comer en Las Musas de Campo de Criptana

Restaurante Las Musas de Campo de Criptana

Llega el viernes, nuestro día favorito de la semana y lo vamos a celebrar con una comida rica, rica que probamos durante nuestro viaje a Castilla-La Mancha. Concretamente en el restaurante Las Musas de Campo de Criptana.

Tapita de foie de Las Musas

Las Musas es un restaurante precioso, situado en un entorno realmente incomparable. Está emplazado en la sierra de los Molinos y tiene unas vistas fantásticas de Campo de Criptana por una parte, y de los molinos de viento por otra.

Leer más →

La Casa de los Tres Cielos en Campo de Criptana

La Casa de los Tres Cielos en Campo de Criptana

La Casa de los Tres Cielos. ¿Qué nombre más bonito, verdad? En realidad es como se llama el hotel rural de Campo de Criptana en el que nos alojamos durante nuestro viaje a Castilla-La Mancha.

Pues si el nombre os parece bonito, el entorno y el trato no se quedan atrás. La casa está ubicado en pleno albaicín criptano, a un tiro de piedra de los espectaculares molinos manchegos que tan célebre han hecho a Campo de Criptana.

Habitación de La Casa de los Tres Cielos

La Casa de los Tres Cielos, es en realidad una antigua casa rural restaurada y decorada con un toque manchego muy especial. Al igual que el pueblo, los tonos principales son el blanco de la cal y el añil, acompañados de una decoración rústica y con muchos utensilios de la vida tradicional del campo.

La habitación en la que dormimos era muy grande. Estaba equipada con todo lo necesario para pasar una noche agradable y bien protegida del frío. Los techos eran muy altos y engalanados con unas vigas de madera que hicieron la estancia muy acogedora.

Leer más →

Viaje a Castilla-La Mancha – Restaurante Atila

Restaurante Atila

Ya huele a Navidad y a comida de la buena. Por eso para ponernos en faena voy a hablaros de un restaurante excelente llamado Atila y que se encuentra en Campo de Criptana. Tuvimos la gran suerte de probar sus especialidades durante nuestro pasado viaje a Castilla-La Mancha.

Brazo de gitano de marisco y txangurro

El local es muy acogedor, reina un ambiente familiar muy especial y la decoración es bastante alegre y contemporánea, siempre guardando la estética de la ciudad. No obstante, lo que sobresale del Atila es su carta, realmente surtida y muy completa.

Pastel de patata cubierto de jamón y relleno de paté de salmón

Nosotros tuvimos la ocasión de degustar una cena de bandera. Empezamos con un brazo de gitano de marisco y txangurro que estaba delicioso. Me sorprendió por su atrevimiento e intenso sabor. Luego probamos unos calamares a la romana fresquísimos, como hacía tiempo que no los cataba. Sin nada de aceite.

Carrillera del Restaurante Atila

El siguiente aperitivo fue una especie de pastel de patata cubierto de jamón y relleno de paté de salmón que fue un escándalo. A este festín le siguió una carrillera que le gustó especialmente a Vero por su combinación de especias, entre las que sobresalía el jengibre. Luego una ensalada de tomate y gambas fresquísimas que sirvió para refrescar el paladar antes de los segundos.

Magret de pato con naranja

Vero se pidió un magret de pato con naranja, que le encanta, y yo un hojaldre de cordero de esos que resucita a un muerto. Consistente y sabroso como pocas carnes. Para acompañar la cena nos sirvieron un vino de la tierra que embotellan especialmente para el Restaurante Atila y que combinaba de maravilla con los sabores intensos.

Hojaldre de cordero

El postre fue un tiramisú casero y un moscatel espumoso que fue el colofón a una gran cena. ¡Buen provecho!

Tiramisú del Restaurante Atila

Como veis sólo tengo buenas palabras para un restaurante que nos sorprendió gratamente y que fue el inicio de un festival gastronómico en Castilla-La Mancha. El Restaurante Atila está ubicado en la calle General Peñaranda, 48 de Campo de Criptana. Podéis llamar al 926 56 26 54 ‎para reservar mesa. Muy recomendable.

————————————–

Off-topic

Y aprovechando que hoy os hablo de Castilla-La Mancha, quería recomendaros que participéis en el concurso Momentos Oh, en el que a cambio de una foto, podréis ganar una de las Escapadas Oh! a Castilla-La Mancha. Tenéis toda la info en el muro de Facebook de Escapadas Oh!