Roda de Isábena al fondo

Se me acumula el trabajo. Desde que estoy sin ADSL se van amontonando los posts en la cabeza y no los puedo plasmar en el pachinko. Así que vamos con el punto de partida y base de operaciones de nuestro último Viaje a los Pirineos. La localidad en cuestión se llama Roda de Isábena, una auténtica joya del románico escondida en el pirineo aragonés.

Cipreses en Roda de Isábena

Roda de Isábena está ubicada en la comarca de Ribagorza, provincia de Huesca. Fue nuestro campo base y centro de operaciones en los Pirineos, un lugar donde nos sentimos como en casa gracias a la hospitalidad de Ana y Cinta. Para empezar nos alojamos en una casa increíble digna de cualquier revista de decoración. El ambiente agradable y distendido. La comida era siempre abundante y de primerísima calidad. En este apartado se merece una mención especial el cordero o la longaniza de Graus.

Claustro románico de la catedral de Roda de Isábena

Vero lo definió como un «pueblecito de cuento» y no le faltaba razón. Calles empedradas, vistas al espectacular Turbón, su catedral y claustro del románico, cuestecitas, arcos y piedra, mucha piedra. Encima la nieve y el calor del fuego hicieron la estancia mucho más acogedora.

Catedral de Roda de Isábena

¡Te ayudamos a viajar más barato!
Advertisement

La plaza del pueblo está presidida por la Catedral de San Vicente Mártir, una construcción muy bien conservada, a pesar de que fue construida en el siglo XI. Desde luego que es la catedral ubicada en el pueblo más pequeño de España, pues en Roda de Isábena no viven ni 50 personas. Merece la pena hacer una visita guiada al templo por un módico precio, ya que puedes conocer su peculiar historia y contemplar su estructura singular. Entre sus anécdotas se encuentra un saqueo por parte del célebre ladrón Erik el Belga. Este gañán se llevó, entre otras joyas, el mueble románico más antiguo fabricado en Europa.

El equip de Roda de Isábena

A pesar de su tamaño, Roda de Isábena es un lugar perfecto para desconectar. Cultura, gastronomía, historia, aire puro, naturaleza… Además, puede ser el punto ideal para conocer los Pirineos, ya que hay muchas visitas interesantes a pocas horas de camino… no obstante, eso será material para futuros posts.

Advertisement

6 COMENTARIOS

  1. @Ráez, bienvenida a ‘el pachinko’. Es todo un honor que la profeta de la iglesia de «Adoradores de Raez» se pase por este humilde blog 😉

    @Bea, efectivamente es «le petit». Vale la pena al menos ir para ver el pueblo.

    @JoCkEy, la catedral es casi tan grande como el resto del pueblo jajaja. Es muy bonico.

Responder a Pau Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.