Lugares que ver en Salobreña, Granada

Reconozco que nuestra visita a Salobreña superó con creces nuestras expectativas. Era nuestra primera vez en la Costa Tropical de Granada y (en sólo unos días) nos sirvió para quitarnos los clichés de que esta provincia es sólo la Alhambra o Sierra Nevada.

También me parece sorprendente que un pueblo blanco tan encantador, que cuenta con un castillo tan imponente, playas espectaculares y un clima que parece que estés en medio de un oasis, no esté entre los destinos marineros más populares de España. ¿Será que es uno de los secretos mejor guardados de los granadinos? Para averiguarlo vamos a recomendarte 10 planes imprescindibles qué hacer en Salobreña.

Qué ver en Salobreña

Cosas que hacer en Salobreña

Y es que Salobreña es de esos lugares de los que es fácil enamorarse a primera vista y para siempre. El flechazo lo pueden provocar sus 320 días de sol al año con temperaturas medias anuales de 20º. También su preciosa costa repleta de playas vírgenes y calas con aguas prístinas con fondos repletos de vida.

Pero Salobreña es mucho más que sol y playa. Los aromas del Mediterráneo se mezclan con el verde de su vega repleta de árboles de frutos subtropicales y el blanco que serpentea por sus cuestas, callejones y callejuelas que se retuercen hasta que encuentran un mirador desde el que contemplar el mar.

La Andalucía de leyenda de los textos de Washington Irving está en Salobreña, pero también uno de los destinos costeros más desconocidos y sorprendentes. Vente con nosotros que vamos mostrarte que ver y hacer en Salobreña en una escapada de pocos días (casi en cualquier época del año).

Visita al Castillo Alcazaba

Castillo de Salobreña

Conforme te vas acercando a Salobreña vas divisando desde lo lejos una imponente figura encaramada en lo alto de un promontorio rocoso en la que se van encastrando las típicas casas encaladas de blanco.

Se trata del precioso Castillo Árabe de Salobreña, una magnífica fortaleza del siglo XIII que se ha convertido en el icono de esta localidad granadina. Históricamente fue un punto estratégico de vital importancia durante el Reino Nazarí de Granada.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

A nosotros siempre nos gusta empezar a descubrir los destinos desde su punto más alto, por eso el Castillo Alcazaba es el primero de nuestra lista y no te arrepentirás.

Lo primero que te llamará la atención es que está muy bien restaurado, por eso, no es difícil imaginar las historias de monarcas y princesas que habitaron esta fortaleza que durante el periodo nazarí albergó, además, un palacio real que también sería utilizado como prisión real.

Pau en el Castillo de Salobreña

También es interesante subir a alguno de sus torreones, pues nos regalan una visión panorámica de la costa y el entorno de Salobreña que te hace comprender porqué fue escogido este lugar para sus funciones defensivas.

Si tienes suerte y el día está completamente despejado puedes contemplar los colosos de Sierra Nevada, entre los que sobresale el Mulhacén y sus 3.482 metros de altitud. Tampoco te puedes perder el atardecer desde el castillo.

Paseo por el casco antiguo

Casco antiguo de Salobreña

Antes o después de la visita al Castillo de Salobreña es muy interesante dar un agradable paseo por algunos de los barrios más típicos de este pueblo granadino, especialmente por los alrededores de la fortaleza.

Pronto te darás cuenta que se ha respetado el laberíntico trazado del barrio árabe, con decenas de callejuelas empedradas, cuestecitas, escalones y casitas de color blanco de aspecto encantador.

Los neófitos dirían que está repleto de rincones instagrameables. Y es que muchas de las casas están decoradas de forma deliciosa, con los marcos y las puertas de colores, repletas de llamativas buganvillas y plantas que invitan a preguntar a los dueños de la casa cómo han logrado esa bella estampa.

Pau en el Casco Viejo de Salobreña

Nada tiene que envidiar esta parte del pueblo a otros municipios icónicos de Andalucía, especialmente si hablamos de los barrios del Albaycín y el Brocal.

En el núcleo de lo que era la antigua medina árabe, encontrarás monumentos como La Bóveda o la Iglesia de Nuestros Señora del Rosario con su espectacular puerta de estilo mudéjar. Tampoco puedes perderte el famoso Paseo de las Flores.

Ruta a pie por los miradores de Salobreña

Mirador de Enrique Morente de Salobreña

Tras un primer paseo sin rumbo fijo por ese laberinto de callejuelas, casas encaladas y generosas buganvillas, podemos seguir caminando para hacer la denominada Ruta de los Miradores de Salobreña, que cuenta con 9 puntos estratégicos donde divisar algunos de los lugares más interesantes del pueblo.

Uno de los más conocidos está emplazado en el ya mencionado mirador del Paseo de las Flores ubicado a los pies del castillo. En esta ladera se asentaron los primeros habitantes de Salobreña, aunque ahora es un precioso jardín con vistas al valle y la vega con sus plantaciones de frutos tropicales.

No obstante, el más conocido de todos es el Mirador de Enrique Morente. Se trata de un precioso homenaje al famoso cantante granadino. Nos hizo especial ilusión estar allí porque nos encantan algunos de sus álbumes y canciones junto a estrellas del indie pop de Granada.

Allí verás una escultura dedicada al artista y unas vistas panorámicas que engloban la vega y el mar. También puedes divisar el barrio de La Caleta, las playas, los acantilados y la Sierra del Chaparral.

Otros miradores interesantes son los de la Plaza de la Iglesia o el que se accede a través de la escalinata del Parque del Postigo.

Senda Mediterránea de Salobreña

Senda Mediterránea de Salobreña

Y si te apetece pasear por un entorno completamente distinto te recomendamos que hagas un tramo de la denominada Senda Mediterránea. Completa tiene una longitud de casi 15 kilómetros y une los cascos urbanos de Salobreña y la vecina Almuñecar caminando paralelo a la costa y coincidiendo con el trazado del Sendero de Gran Recorrido GR-92.

Si no dispones de mucho tiempo, nosotros te animamos a que hagas un tramo de bajada que es muy interesante. Se trata del trecho que une el Hotel Salobreña Suites con el barrio de La Caleta y que trascurre entre acantilados y barrancos siempre con vistas al mar.

La Caleta, el barrio de pescadores de Salobreña

Barrio de La Caleta en Salobreña

Y el final de ese tramo suave de bajada de la Senda Mediterránea es el pintoresco barrio de pescadores de La Caleta. Siempre mirando al mar y con aromas a salitre, este conjunto de casas nacieron en realidad al calor de la antigua Fábrica de Azúcar, construida en 1861 y catalogada como Bien de Interés Cultural de Andalucía.

Y como si trataran de imitar a los barrios de origen árabe, sus calles son también empinadas, zigzagueantes y repletas de ornamentación vegetal. Destaca su plaza del Lavadero, sus miradores al mar, su colección de bares o sus rocas marinas donde ver el atardecer.

Muy cerquita de la antigua fábrica tienes la preciosa Playa de la Caletilla, donde todavía es fácil ver las pequeñas barcas de pescadores que en rinden homenaje a la Virgen del Carmen a mediados de julio con unas fiestas en su honor.

Paseo en kayak por los Acantilados de la Caleta y chapuzón

Kayak en Salobreña, Granada

El turismo activo también está muy presente en Salobreña, especialmente si hablamos de actividades náuticas. En este sentido, quizás la experiencia que más disfruté fue el paseo en kayak desde la playa de La Guardia hasta la zona de la Playa del Caletón, un entorno de una belleza muy especial donde te sientes diminuto frente a los bellos acantilados.

A un ritmo pausado y disfrutando del paisaje, este paseo en kayak te ofrece unas preciosas vistas desde el mar de Salobreña, de los acantilados y también da acceso a las calas más aisladas (y por ende más hermosas) de este municipio granadino.

Aunque ya nos habíamos subido a un kayak en otras partes del mundo, es una actividad para la que no se requiere experiencia previa. Nosotros la hicimos con la empresa local The Guardian Sea Club. Antes de pillar los remos te dan unas explicaciones estupendas para que la experiencia sea súper satisfactoria.

Por cierto, cuando llegamos a la Playa del Caletón desde el mar, atracamos los kayak y disfrutamos de sus aguas transparentes y calmadas. Chapuzón con gafas de esnórquel para deleitarnos con unos fondos marinos repletos de vida. Súper experiencia.

Playas de Salobreña, para disfrutarlas todo el año

Playas de Salobreña

Y ya que hablamos de actividades y paseos junto al mar, no podíamos dejar de recomendarte las famosas playas de Salobreña. Lo mejor de sus arenales y calas es que gracias al increíble clima de la Costa Tropical se pueden disfrutar casi todo el año.

Exceptuando los meses de verano (que suelen estar más llenas), el resto del año las playas de Salobreña no están masificadas y muchas veces te verás dándote un baño en octubre o disfrutando de paseos junto al mar sin gente.

La costa de Salobreña cuenta 7 playas y calas, algunas vírgenes y de aguas transparentes como la Playa del Caletón (a la que accedimos en kayak), El Pargo o la Playa Punta del Río (de arena y en un espacio protegido).

En esta última hay una escuela de surf llamada 18 Nudos, que cuenta con una zona de comidas y relax… ideal para pasar un día en familia tras pasarlo bien intentando surcar las olas.

Su buscas playas grandes y sin problema de espacio te recomendamos la Playa de La Guardia o la Playa del Peñón (ambas mezcla de gravilla y arena) que es la más próxima al pueblo de Salobreña.

Aquí se encuentra el celebre Peñón, uno de los iconos de la ciudad, repleto de chiringuitos y buenos restaurantes en sus postrimerías.

Paseo en BTT por el valle de Salobreña

Paseo en BTT por el valle de Salobreña

Y para los amantes de las dos ruedas es un aliciente descubrir otra cara muy diferente de Salobreña a lomos de una bicicleta de montaña (que también puede ser eléctrica).

Empresas como Vinci Activ Sports ofrecen una ruta por el valle entre fincas de frutos tropicales y pinares en un recorrido con vistas al pueblo y atravesando puentes y túneles ideales para los amantes de la bicicleta.

Visitar una finca ecológica de frutas tropicales

Finca ecológica de frutas tropicales en Salobreña

Uno de los planes más auténticos y sorprendentes que puedes hacer en Salobreña es la visita a la Finca Ecológica de Matagallares. Todo el municipio está emplazado en una especie de oasis climático, ya que su cercanía al mar, el cobijo de Sierra Nevada y los 320 días de sol al año han hecho que se ganen a pulso el nombre de Costa Tropical.

Si a este factor le sumamos una vega con un subsuelo muy especial el resultado es una zona ideal para el cultivo de frutas tropicales.

Quizás alucines al conocer este dato, pero más me sorprendí yo cuando pude probar directamente del árbol deliciosos mangos, chirimoyas, aguacates, pitaya (o fruta del dragón), plátanos, papayas o guayabas por citar unos pocos ejemplos.

Frutos subtropicales de Salobreña

Prácticamente desde que llegas a la localidad puedes ver enormes extensiones de cultivos de frutas tropicales, y esta finca es un lugar idóneo para conocerlas de primera mano y probarlas.

Y ojo, no tienen nada que envidiar a las frutas que he probado en Asia o América, así que esta visita es como una vuelta al mundo con el paladar y las sensaciones que te hacen sentir esos deliciosos frutos. No te olvides reservar la visita con antelación. Merece muchísimo la pena.

Disfrutar de la gastronomía, los mejores restaurante de Salobreña

Espeto en la Playa de Salobreña

Y sería casi un crimen irse de Salobreña sin probar su rica gastronomía. En los días que estuvimos allí probamos comida típica andaluza como puede ser el pescaíto frito, los espetos de sardinas y boquerones o las migas siempre con un toque especial salobreñero.

Y es que con una vega como la que tienen siempre había un fruto subtropical en alguno de los platos del menú que endulzara un poco la vida.

Algunos de los restaurantes que más me gustaron fueron el Rufino en la Playa de la Guardia, Restaurante Flores en el Paseo Marítimo (fantásticas frituras y espeto), el elegante Restaurante Verdejo o el espectacular Restaurante La Botica en pleno Casco Histórico.

También es más que sugestivo hacer alguna ruta de tapas por la noche y ver el buen ambiente que se respira. Algunos de los sitios donde nos gustó tapear por Salobreña fueron la Taberna El Barbas o el Restaurante Bar Arais, aunque hay una gran variedad repartidos por toda la localidad.

Dónde dormir en Salobreña

Pau en Salobreña

En una localidad turística como Salobreña podrás encontrar alojamientos de todos los precios y tipos. Desde hoteles más tradicionales a hostales, pensiones, apartamentos turísticos y casas rurales.

Nosotros nos alojamos en el Hotel Avenida Tropical que está ubicado en el centro de la localidad. Su emplazamiento es muy interesante porque tienes a pocos minutos a pie los principales atractivos turísticos de Salobreña.

Las habitaciones son amplias y bien ubicadas, el desayuno está muy bien y puedes disfrutar del jacuzzi que hay en la terraza de la última planta con unas buenas vistas. Sin duda, una gran relación calidad/precio. Aquí puedes buscar los mejores hoteles para tu estancia en Salobreña.

¿Te han gustado estos 10 planes imprescindibles qué hacer en Salobreña? ¿Tienes más sugerencias con ideas para visitar este municipio de la Costa Tropical de Granada? Espero tus dudas y opiniones en los comentarios. Ah, y si necesitas más información no te olvides de visitar la web oficial de Turismo de Salobreña.

Artículo anteriorConsejos para hacer senderismo con niños pequeños y bebés
Artículo siguienteMonasterios de Yuso y Suso en San Millán de la Cogolla, una visita imprescindible en La Rioja
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

2 COMENTARIOS

  1. Gracias Pau por hablar tan bien de mi tierra y por visitar Salobreña, me alegra de que lo disfrutaras, desde luego es un «secreto» que los granaínos y granaínas tenemos muy bien guardado 😉 pero no nos importa compartirlo con buena gente como tú 🙂 un abrazo y te espero de vuelta en Andalucía

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.