Etiquetas | Viaje a Hong Kong

Viaje a Hong Kong – Avenue of Stars

Avenue of Stars de Hong Kong

Una de las primeras personas en saber que nos íbamos de viaje a Hong Kong fue el Capitán Urías. Él adora esta ciudad y ya había estado allí un par de veces, así que le pedí algunos consejos. Como es un hombre culturalment dispers, lo primero que hizo fue recomendarme una serie de películas del mítico cine de Hong Kong. Me las bajé de internet (Ay si me lee la Sinde), pero por falta de tiempo no las he podido ver todas.

Y es que el cine en Hong Kong es un fenómeno de masas y un negocio brutal. Cada año se producen más de 100 películas, y sólo es superado por Hollywood y Bollywood. En el sudeste asiático es devorado con avidez, sobre todo en Taiwan, Singapur, Malasia, Tailandia, Filipinas o Indonesia.

Bruce Lee en la Avenue of Stars

En Hong Kong todo va más rápido. Una película puede estar hecha en un par de meses y con un presupuesto de un millón de dólares. La violencia, los especialistas y el entusiasmo compensan la falta de dinero y a veces consigue títulos muy meritorios. Tenéis algunos ejemplos en el post Hong Kong, ciudad de película de la Arcadia.

Al calor de esta potente industria cinematográfica, han surgido estrellas de talla mundial como Bruce Lee, Jackie Chan, Chow Yun-Fat, o directores como Wong Kar-Wai y John Woo.


Ver mapa más grande

Todos ellos y muchísimos más tienen su lugar especial en la Avenue of Stars. Se trata de un precioso paseo marítimo situado en la Waterfront Promenade de Tsim Sha Tsui East. Las vistas de la isla de Hong Kong son una pasada, pero si miramos al suelo, veremos infinidad de placas con nombres y huellas de las estrellas más rutilantes del cine hongkonés.

No deja de ser una mera atracción turística, pero merece la pena acercarse al menos una noche para ver como los aficionados al cine de Hong Kong caminan con la cabeza gacha en busca de su actor, actriz o director favorito. A mí me hizo especial ilusión toparme con la estrella de Tony Leung o la de Maggie Cheung. No obstante, lo más destacado es, sin duda, la estatua de Bruce Lee, con la que todo el mundo quiere hacerse una foto.

Bahía de Hong Kong

Nosotros fuimos la primera noche que estuvimos en Hong Kong y ya no regresamos. Tampoco merece mucho más tiempo, a no ser que seáis fanáticos del cine de Hong Kong. Eso sí, es un gran lugar para ver los juegos de luces y la preciosa bahía. Lástima de fotos nocturnas.

Chang Beer

Chang Beer

El viernes está apurando sus últimos minutos, aunque no por eso vamos a dejar de celebrarlo con una de nuestras míticas cervezas del mundo. El inicio del fin de semana siempre es motivo de festejos, más si cabe, cuando añadimos a la colección nuestra primera cerveza tailandesa.

Se trata de la Chang, y como os podéis imaginar, la probamos durante nuestro reciente viaje a Hong Kong, concretamente en la misma cena en la que degustamos la Beerlao.

Esa noche fue una maravilla en todos los sentidos, sobre todo en el culinario, aunque nada hubiera sido lo mismo sin Javier y Rena, los anfitriones de aquella fantástica velada en aquel diminuto local tailandés de Mid-Levels.

La Chang fue la encargada de abrir la noche en cuanto a cervezas se refiere. Su sabor me gustó bastante, suave, con un toque de exotismo y de alegría que le pega muchísimo a un país como Tailandia.

Un cierto punto aromático que es difícil de encontrar en las cervezas europeas y que no desentona nada con los platos intensos de la cocina tailandesa. Así es como recuerdo la Chang.

Además, la botella es preciosa, el elefante es uno de los animales que más me gusta, probablemente porque será de los pocos a los que no le tengo alergia. Además, el verde es el color del pachinko. Quizás sea un augurio para visitar pronto Tailandia.

Con un trago intenso y refrescante de esta cerveza tailandesa nos despedimos hasta el lunes. Os deseo a todos un buen fin de semana.

¡el pachinko os desea un Feliz Año 2011!

Bahía de Hong Kong

A estas horas de la noche sólo puedo deciros que ¡Feliz Año 2011!

Acabamos de vivir una Nochevieja muy distinta a la de otros años. Mientras todos esperáis a comeros las uvas, nosotros acabamos de llegar al hotel tras muchas horas de celebración. Es lo que tiene festejar la Nochevieja en Hong Kong, siete horas antes que en España.

Ha sido una noche fantástica en compañía de Javier y su chica. Ha estado plagada de buenos momentos, que nos llevaremos como recuerdo de nuestra primera Nochevieja en el extranjero.

No obstante, y como manda la tradición, os deseamos que este nuevo calendario que acabamos de inaugurar os traiga a todos muchísima salud, el factor más importante para poder afrontar vuestros proyectos de futuro.

Esperamos que ahora mismo no os estén pasando demasiada factura los excesos de la Nochevieja y que empecéis el año de la mejor forma posible. Teo, Vero y yo os deseamos a todos los lectores de el pachinko un…

¡Feliz Año 2011!