Etiquetas | Qué ver en Gyeongju

Diez lugares que nos encantaron de Corea del Sur

Precioso paseo lleno de cerezos en flor en Gyeongju

El viaje a Corea siempre guardará un lugar muy destacado en nuestro corazón porque fue la primera vez que viajamos a Asia con Teo. Viajar con un niño de dos años a la otra punta del mundo puede parecer una osadía, pero la experiencia fue muy gratificante para todos, incluyendo el peque que se lo pasó en grande correteando entre palacios y templos o jugando con los niños coreanos. Se trata de un destino que todavía no es muy popular entre los turistas occidentales, aunque sí entre los asiáticos. Lo que muchos considerarían una desventaja, para nosotros fue todo un aliciente. En este sentido, muchos coreanos sentían curiosidad cuando nos veía con un niño pequeño y hacían lo posible para llamar nuestra atención y hablar un ratito con nosotros.

Aunque en principio la barrera del idioma puede parecer un handicap, la amabilidad de la gente compensaba con creces el inconveniente. No nos engañemos, el coreano es un idioma muy complicado para nosotros y por aquellas tierras no se habla demasiado inglés… al menos en público. Sin embargo, todo el mundo se esforzaba al máximo para comprendernos y ayudarnos. Por si te animas a viajar a este fascinante destino, hemos recopilado diez lugares que nos encantaron de Corea del Sur, estos son nuestros imprescindibles.

Leer más →

Sin miedo por el Parque de los Túmulos de Gyeongju

Fotos de Gyeongju, parque de los túmulos en Corea

Si nos dejamos engañar por el nombre, el Parque de los Túmulos de Gyeongju no parece el lugar más apropiado para pasear con un niño de dos años. La palabra túmulo es de lo más tétrica, sobre todo si has sido jugador de rol, de vídeojuegos como Golden Axe o has devorado las epopeyas de  J. R. R. Tolkien.

Al escuchar “túmulo” te imaginas corriendo delante de un esqueleto vestido en taparrabos mientras blande una espada mellada y un escudo circular al estilo de los que creo Ray Harryhausen para la película Jasón y los Argonautas en 1963, pero nada más lejos de la realidad. Este rincón que descubrimos durante el viaje a Corea es perfecto para pasear tranquilamente rodeado de un entorno realmente hermoso y que nada tiene que ver con las impresiones iniciales que nos provocó la semántica. Tranquilo, el parque no da miedo, más bien todo lo contrario.

Fotos de Gyeongju, cerezos en flor en el parque de los túmulos

Gyeongju es una de las ciudades que más nos han sorprendido de Asia. En Europa no es demasiado conocida, pero tiene una importancia primordial para entender la historia de Corea. Fue la capital del antiguo reino de Silla y uno de los mayores centros culturales del mundo, por eso la ciudad está plagada de un patrimonio extraordinario que atrae cada año a miles y miles de visitantes.

El centro histórico de Gyeongju está colmado de tesoros como el Parque de los Túmulos o Daereungwon. Para añadirle un poco más de colorido a este lienzo, tuvimos la suerte de visitamos la ciudad en un momento de esplendor, en plena primavera con los cerezos en flor a reventar. ¡Suertudos, menuda estampa!

Leer más →

Shilla Millennium Park, ¿el peor parque temático del mundo?

Guerreros en el Shilla Millennium Park

Quizá Gyeongju no goce de tanta fama en occidente como Kioto o Varanasi, pero tiene una importancia primordial para entender la historia y la cultura de Corea. Fue la capital del antiguo reino de Silla y uno de los mayores centros culturales del mundo, por eso la ciudad está plagada de un patrimonio extraordinario que atrae cada año a miles y miles de visitantes.

Nuestra visita se centró sobre todo en lugares históricos y templos, aunque también paseamos tranquilamente por otros lugares más mundanos de Gyeongju. Teniendo en cuanta que viajábamos con Teo, quisimos reservar una tarde para que el peque disfrutara de un lugar divertido como a priori parecía un parque temático llamado Shilla Millennium Park.

Murallas del Shilla Millennium Park

La verdad es que teníamos pocas referencias de este complejo en el que nos la dieron con queso. A priori, resultaba atractivo para una familia de extranjeros que quería aprender algo más de la historia coreana. Sabíamos que sus atracciones se centraban en reverdecer viejos laureles del antiguo reino de Silla y eso nos llamaba poderosamente la atención. Aprender mientras te diviertes, el sueño de cualquier padre. ¡Ilusos!

En la web del parque habíamos visto espectáculos increíbles con caballos en los que participaban fieros guerreros y gente ataviada con ropa tradicional coreana. Otro gancho que empleaban era el de los espectaculares decorados de la afamada serie histórica Queen Seondeok que por lo visto era la leche y había arrasado en las pantallas coreanas, aunque nosotros no habíamos visto ni el trailer.

Leer más →

Buda, la montaña y el templo Bulguksa de Gyeongju

Guardianes del templo Bulguksa de Gyeongju

Parece que a los budistas coreanos no se les puede aplicar el dicho de si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Su geografía está repleta de templos de extraordinaria belleza ubicados en las laderas de las cimas más destacadas de Corea del Sur, y eso es mucho decir de un país tan montañoso.

El templo Bulguksa de Gyeongju fue uno de los que más nos impresionaron de nuestro viaje a Corea. Como sabéis nuestros primeros pasos en esta ciudad comenzaron con calabazas. Si recuerdas, pronto descubrimos que el alojamiento que habíamos escogido no era hanok para niños y tuvimos que cambiar nuestra base de operaciones. Luego la cosa se convirtió en amor a primera vista gracias a experiencias como el atardecer en el estanque Anapji.

Orando en el templo Bulguksa de Gyeongju

Nuestro segundo día en Gyeongju tenía una meta clara. Llegar hasta el templo Bulguksa que está emplazado en las faldas del monte Toham. Los autobuses interurbanos 10 y 11 te acercan hacia ese lugar sagrado, pero teniendo en cuenta que íbamos con el carrito de Teo y que los taxis en Corea son tan baratos, nos decidimos por este medio de transporte.

Cuando vamos a templos y lugares de oración con Teo tememos que haga alguna de sus trastadas o que se aburra como una ostra en un discurso de Rajoy. Pronto descubrimos que nuestros miedos eran infundados, ya que Bulguksa tiene unas dimensiones extraordinarias y el peque tenía espacio de sobra para corretear a sus anchas sin molestar a nadie. Además, había un montón de niños a los que se acercaba, primero con timidez pero luego con desparpajo, para jugar con ellos.

Leer más →

Precioso atardecer en el estanque Anapji de Gyeongju

El estanque Anapji de Gyeongju

Cuando nos ponemos a fantasear con un atardecer, solemos pensar en una playa de arena blanca y aguas turquesas. A veces esa puesta de sol soñada tiene lugar en una cumbre que acabamos de hollar o en mitad de la sabana africana. Pero ¿qué pasa con las ciudades? Se puede contemplar un crepúsculo de postal en medio de un casco urbano. En una urbe tan hermosa como Gyeongju sí.

Apurábamos los últimos días de nuestro viaje a Corea en Gyeongju. Nuestro idilio con esta ciudad no había empezado con buen pie. Si recuerdas, pronto descubrimos que el alojamiento que habíamos escogido no era hanok para niños y tuvimos que cambiar nuestra base de operaciones.

Pau y Teo en el estanque Anapji de Gyeongju

Ese handicap no estropeó nuestro paso por Gyeongju, un lugar del que nos fuimos enamorando más y más conforme el reloj iba marcando las horas. Gyeongju tiene una importancia primordial para entender la historia de Corea. Fue la capital del antiguo reino de Silla y uno de los mayores centros culturales del mundo, por eso la ciudad está plagada de un patrimonio extraordinario que atrae cada año a miles y miles de visitantes.

Para añadirle un poco más de pimienta al guiso, resulta que visitamos la ciudad en un momento de esplendor, con los cerezos en flor. Os podéis imaginar la estampa ¿verdad? Con ese escenario era casi una obligación que olvidáramos los sinsabores iniciales y saliéramos a patear por la parte más noble de la ciudad.

Leer más →