Etiquetas | Qué ver en Amberes

Tres museos de Amberes que te harán reflexionar

Fotos de Amberes, MAS Museum aan de Stroom vistad desde la azotea

Amberes es una de las ciudades con mayor capacidad de sorprender al visitante en Europa. A los tradicionales atractivos que puedes hallar en los viajes a Flandes, tienes que sumar una historia fascinante que ha desembocado en una urbe en constante transformación y con algunos hitos dignos de las grandes capitales del mundo.

Sin ir más lejos, Amberes fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1920, también fue la ciudad donde se construyó la primera bolsa de valores del planeta en 1460 o el lugar donde se editaron los primeros mapas impresos en planchas de cobre en 1570. Además se puede visitar uno de los primeros rascacielos que hubo en Europa, el Boerentoren de 1929.

Leer más →

Conversaciones sobre cerveza artesanal en Amberes

Maltas para elaborar la cerveza ‘t Pakhuis de Amberes

El nombre de Amberes se suele relacionar con el lucrativo negocio de los diamantes, con su descomunal puerto comercial, con algunas de las mejores obras del maestro Pedro Pablo Rubens y con las espectaculares creaciones trendy de los seis diseñadores de moda más célebres de Flandes.

Algunas pinceladas pudimos atisbar de sus cuatro pilares mundialmente famosos, aunque hubo un factor, más típico de estos lares, que no nos dejó disfrutar plenamente de Amberes: el calor. Una región de Europa que es conocida por sus días plomizos y lluviosos nos puso realmente a prueba con temperaturas propias de un destino mediterráneo. Era muy complicado dar cuatro pasos seguidos sin buscar una sombra o una bebida para refrescarnos del bochorno.

Lúpulo en la cervecería ‘t Pakhuis de Amberes

En mitad de esa calurosa tesitura, surgió la oportunidad de conocer a un maestro cervecero de Amberes, uno de mis objetivos del viaje a Flandes. Así que no me lo pensé dos veces y cogí un taxi que me alejó del bullicioso centro para acercarme al menos masificado barrio ‘t Zuid y a sus preciosos edificios Art Nouveau.

Eran las cuatro de la tarde y las calles de esa zona de Amberes estaban prácticamente desiertas. El taxista turco que me llevó se sabía de carrerilla la alineación de la Roja, el Barça y el Madrid, aunque por contra no le sonaba demasiado el nombre de la cervecería ‘t Pakhuis a la que me debía arrimar. Entre lamento y lamento por la falta de jugadores de relumbrón nacidos en Turquía llegamos a mi destino.

Leer más →