Etiquetas | Cervezas del mundo

Feldschlösschen Premium

Feldschlösschen Premium

Ya está aquí nuestro querido viernes y esta vez me pilla de viaje por Jaén. Aunque esté fuera, no vamos a dejar de celebrar la llegada del fin de semana, así que nos beberemos una de nuestras clásicas cervezas del mundo.

La escogida hoy tiene un nombre bastante complicado de pronunciar, pues se llama Feldschlösschen Premium. Se trata de una cerveza producida en Suiza.

Esta Feldschlösschen Premium la probamos el pasado verano durante nuestra estancia en Ginebra. La cerveza formaba parte del minibar de nuestra habitación en el Hotel Edelweiss.

Este hotel tiene uno de los restaurantes típicamente suizos más populares de Ginebra. El caso es que nos apetecía cenar allí, pero al coincidir con las fiestas locales de esta localidad, el establecimiento estaba hasta los topes. Resignados a no probar la típica fondue suiza, optamos por el servicio de habitaciones y una Feldschlösschen Premium del minibar.

Leer más →

Spigha, la cerveza alcoyana

Spigha, la cerveza alcoyana

Ya está aquí nuestro querido viernes, así que vamos a celebrarlo con una de nuestras clásicas cervezas del mundo. Sin embargo, la de hoy es española, o mejor dicho alcoyana, pues está producida en la ciudad que me vio nacer.

La cerveza en cuestión se llama Spigha y la probé el sábado pasado antes de una cena y una gran noche de juerga con mis amigos de toda la vida.

Mis familiares y amigos me habían hablado de ella, pero hasta el momento no había tenido ocasión de probarla. Con lo que me gusta la cerveza, para mí es un orgullo que en Alcoy se hayan animado a producir una cerveza artesanal.

En la actualidad se comercializan dos clases de Spigha, la Na Valora que es estilo pale ale, y la Gurugú, braun ale. Yo probé la primera. Se sirve en botella de 33 cl, esta vez no recuerdo la graduación, pero creo que era 5,6º. El precio es de 3 euros en una terraza.

Nada más abrirla me di cuenta que era una cerveza artesanal con aromas de hierbas de la montaña. A la vista me sorprendió su densidad y su precioso color ambar.

En cuanto al sabor, tenía un cuerpo y una personalidad propia muy marcada, donde las levaduras tenían un gran protagonismo. Sabor intenso y muy aromático, que evoca a la Font Roja o la Sierra de Mariola. Sin duda, la Spigha me produjo una grata sorpresa y una satisfacción enorme. Gran nivel y de Alcoy. No como la foto que la eché con el iPhone.

Ahora bien, lo que veo muy arriesgado es que se hayan decidido por hacer cervezas de tipo ale, porque en España la gente está acostumbrada a cervezas de baja fermentación o lager. Yo les aconsejaría que intentaran comercializarla en el norte de Europa.

Por si os interesa, el nombre de Na Valora viene de una torre utilizada en la edad media para vigilar los posibles ataques del enemigo y que todavía se conserva.

Con un trago de esta buena cerveza alcoyana, os deseo que paséis un feliz fin de semana. Nos leemos el lunes.

Viaje a Ginebra – Les Brasseurs

Tres litros de cerveza de Les Brasseurs

Toca despedir la semana, y como suele ser habitual cuando llega el viernes, lo hacemos con una de nuestras tradicionales cervezas del mundo. Hoy me pilláis por Barcelona, aunque no por eso voy a dejar de pagar una ronda.

Voy a hablaros de Les Brasseurs, que más que una cerveza, es una cervecería. Fue el local que escogimos JorgeFlapy y un servidor para despedir de la mejor manera nuestra estancia juntos en Ginebra. El local está ubicado en Place Cornavin 20, muy cerca de la estación de trenes, aunque también lo podéis visitar en Lausanne y Nyon.

Pau, Flapy y Jorge en Les Brasseurs

Lo que hicimos en Les Brasseurs fue, básicamente, ponernos bien tibios de comida y de cerveza. Pese al careto que tengo en la foto no penséis mal, ya que ni la habíamos probado. Jorge y Flapy quisieron despedirse a lo grande y pidieron una cerveza de tres litros. Se sirve en una especie de tubo gigante que acaba en un dispensador de cerveza. Por cierto, no es el tamaño más grande, ya que puedes pedir cervezas de hasta 10 litros.

Yo les dije que era un error pedir tanta cantidad de golpe, pues pensaba que al final beberíamos meado de burra. Y me equivoqué, ya que por lo visto el ingenioso tubo mantiene el frío de la cerveza.

Flammekueche de Les Brasseurs

Todas las variedades que sirven en Les Brasseurs están elaboradas artesanalmente allí. De hecho, la decoración tiene muchos elementos de fábrica de cerveza. Había bastantes variedades, pero al pedir sólo una de tres litros, nos quedamos con una rubia bastante clásica, pero que estaba deliciosa.

Para acompañar la cerveza pedimos la especialidad de la casa, las flammekueche y unas hamburguesas gigantes que estaban de maravilla. Las flammekueche son una especie de pizzas de masa muy fina que estaban riquísimas.

Hamburguesa de Les Brasseurs

Con un sorbo bien grande de la cerveza artesanal de Les Brasseurs nos despedimos hasta el lunes. Os deseo a todos que paséis un buen fin de semana.

Calvinus

Fotos Ginebra 127

Último viernes de marzo, así que vamos a despedir la semana con una de nuestras clásicas cervezas del mundo. Este mes es la primera y última, pues la actualidad no nos ha traído muy buenas noticias.

Pero como queremos recuperar la normalidad poco a poco vamos a bebernos una Calvinus, o mejor que sean dos. Se trata de una cerveza genuinamente suiza.

Tuve la ocasión de probarlas durante el reciente viaje a Ginebra, en un encuentro que compartí con Jorge, Flapy y Antonio Delgado. ¿Os imagináis qué dos se pidieron sendas cervezas?

Ya sabéis que muchas cervezas están ligadas a temas religiosos, pues se solían hacer en las abadías y monasterios. Esta está dedicada a Jean Cauvin, un reformista francés que la lió parda en Ginebra.

Las cervezas estaban riquísimas. Si en el tema viajero tiro sobre todo hacia Asia, en cuanto a cervezas me quedo con las europeas. Tienen una consistencia, unos aromas y un sabor con mucha personalidad.

Para acabar de rematar la jugada, la presentación de la Calvinus es una pasada. Viene con cierre de cantimplora, un detalle trivial, pero que a los cerveceros nos vuelve locos. La etiqueta está también muy currada y es diferente en su versión blanca y rubia ecológica.

Con un sorbo bien grande de la Calvinus nos despedimos hasta el lunes. Será una semana cargada de sorpresas. Os deseo a todos que paséis un buen fin de semana.

 

Chang Beer

Chang Beer

El viernes está apurando sus últimos minutos, aunque no por eso vamos a dejar de celebrarlo con una de nuestras míticas cervezas del mundo. El inicio del fin de semana siempre es motivo de festejos, más si cabe, cuando añadimos a la colección nuestra primera cerveza tailandesa.

Se trata de la Chang, y como os podéis imaginar, la probamos durante nuestro reciente viaje a Hong Kong, concretamente en la misma cena en la que degustamos la Beerlao.

Esa noche fue una maravilla en todos los sentidos, sobre todo en el culinario, aunque nada hubiera sido lo mismo sin Javier y Rena, los anfitriones de aquella fantástica velada en aquel diminuto local tailandés de Mid-Levels.

La Chang fue la encargada de abrir la noche en cuanto a cervezas se refiere. Su sabor me gustó bastante, suave, con un toque de exotismo y de alegría que le pega muchísimo a un país como Tailandia.

Un cierto punto aromático que es difícil de encontrar en las cervezas europeas y que no desentona nada con los platos intensos de la cocina tailandesa. Así es como recuerdo la Chang.

Además, la botella es preciosa, el elefante es uno de los animales que más me gusta, probablemente porque será de los pocos a los que no le tengo alergia. Además, el verde es el color del pachinko. Quizás sea un augurio para visitar pronto Tailandia.

Con un trago intenso y refrescante de esta cerveza tailandesa nos despedimos hasta el lunes. Os deseo a todos un buen fin de semana.