Muchachada Nui…Nui vuelve ¿cuáles son vuestros gags favoritos?

Que largo se ha hecho el invierno sin los chicos de Muchachada Nui. La programación de la tele en España está hecha para viejunos y los zagales como nosotros lo tenemos más que regular.

Por suerte para la muchachada, el próximo miércoles 8 de abril vuelven Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Julián López, Raúl Climas y Carlos Areces (mi favorito).

Como ellos mismos reconocen en una parodia, el germen de “La Hora Chanante” echa de menos algunos míticos personajes como “el gañán”, “Vicentín”,”el payaso” o “Marlo y su primo Claudio”.

Sin embargo, algunos gags han sabido alcanzar la brillantez. Aquí va mi top 3 particular:

Por supuesto el número 1 es uno de los momentos más míticos del programa y que se ha hecho muy célebre en Internet: Enjuto Mojamuto “El peor día de mi vida”

El número 2 lo ocupa este genial testimonio, digo celebrities de John Galliano

Para cerrar este top 3 tengo que recurrir de nuevo a Enjuto y su genial capítulo Ídolos, donde se cita al mismísimo Edans.

Pues eso, que a partir del próximo miércoles, 13 nuevas entregas de Muchachada Nui ¿Qué os parece mi top 3? ¿Qué gags incluiríais vosotros?

Moros y Cristianos de Alcoy

Esquadra Maseros

Hoy comenzamos abril, un mes muy importante para los alcoyanos. Después de hablar de mis peripecias por el mundo, hoy voy a hablar de las fiestas de mi ciudad natal, los Moros y Cristianos de Alcoy.

Muchos padres apuntan a sus hijos a las “filaes” o comparsas antes de ir a registrar su partida de nacimiento. Es así, los Moros y Cristanos de Alcoy son más que una religión. En mi caso se hizo de este modo, desde mis primeros momentos de vida formé parte de la “Filà Maseros

La verdad es que cuando eres pequeño te lo pasas genial en la “filà”. Juegas con niños de tu misma edad y haces muchas amistades duraderas. En Alcoy, tu grupo de amigos son los de la “filà”. Te crees que esas fiestas son las mejores del mundo y que vives en el centro del universo.

Alcoy siempre ha sido una ciudad con mucha industria textil, donde era relativamente fácil encontrar trabajo y ganarse la vida dignamente. Eso se nota en las fiestas: esplendor, colorido, derroche, música, pólvora… como digo, te sigues creyendo que son las mejores fiestas del mundo y que vives en el centro del universo.

La cosa cambia cuando por circunstancias de la vida. Te toca estudiar fuera, conocer otras sociedades y empiezas a darte cuenta de algunas cosas que cuando eres un “festeret” ignoras por completo.

De repente te das cuenta que “la festa” está dirigida por gente arcaica e inmovilista que no tiene ninguna intención de que la fiesta evolucione. De repente te das cuenta de que las mujeres son simples comparsas en una Fiesta de Interés Turístico Internacional. De repente te das cuenta de que las entradas están condicionadas por unos horarios televisivos que impiden a los que salen disfrutar como se merecen de los desfiles. De repente te das cuenta de que Alcoy no es el centro del universo y que hay más vida fuera que dentro.

Me da mucha pena por Alcoy, una ciudad que quiero con locura, pero donde cada vez es más difícil encontrar trabajo y labrarse un futuro. Sin embargo, cada año la sociedad alcoyana derrocha millones y millones durante esos tres días de abril. Hay que aparentar.

Desgraciadamente y después de 27 años consecutivos, las pasadas fiestas fueron las primeras en las que no pude salir por motivos laborales. Este año he decidido borrarme de una sociedad a la que he pertenecido durante 28 años. Quizás he perdido la ilusión que tenía cuando era niño.

A pesar de todo sigo pensando que los Moros y Cristianos de Alcoy siguen siendo las mejores fiestas del mundo, pero que ya no son el centro del universo, de mi universo.

He visto la cima del Everest o como sobrevolar los Himalayas en avioneta

DSCN1683

Estreno el nuevo wordpress 2.5 con esta entrada. Creo que de momento me está quedando muy viajero el blog, en los próximos días intentaré hablar de cosas más cercanas 🙂

En fin que esta es una de las muchas aventuras que vivimos el verano pasado durante nuestro viaje a India y Nepal.

Para aquellos mortales que no estén acostumbrados al sano hábito del deporte, esta opción es la mejor y más segura para poder ver el Everest de cerca.

Hay muchas agencias de viajes nepalíes que te ofrecen la posibilidad de sobrevolar los Himalayas para poder contemplar la grandeza de esta cordillera.

Nosotros salimos desde Kathmandú en una compañía que se llamaba Buddha Air, aunque me consta que hay más empresas que ofrecen estos servicios.

A nosotros el vuelo, que dura aproximadamente media hora, nos costó unos 115 euros por persona. La experiencia fue doblemente enigmática, ya que nunca habíamos subido a una avioneta tan pequeña y de hélices y por supuesto tampoco habíamos soñado con ver el Everest.

La experiencia comienza en el aeropuerto de Kathmandú donde hay cientos y cientos de personas esperando a hacer lo mismo que tú, así que es mejor que contrates la excursión un par de días antes. Es en esos momentos cuando algún graciosillo suelta lo de “no pasa nada si se paran los motores estas avionetas planean”. Claro planean contra un pico de más de 8.000 metros de altitud.

La verdad es que volar en este tipo de avionetas es una maravilla. Casi no notas las turbulencias. Las vistas son magníficas. Nosotros viajamos en plena época de monzones, cuando se supone que no vas a ver nada. Tuvimos mucha suerte porque nos encontramos con un día despejado que nos permitió ver varios ‘ochomiles’ entre ellos el Everest. En esos momentos te entra una sensación indescriptible que te hace pensar irremediablemente en Sir Edmund Hillary y en los pioneros del alpinismo.

En mi opinión merece la pena. Creo que es imperdonable visitar Nepal y no ver los Himalayas. Además, estas compañías te devuelven un porcentaje muy elevado del dinero en caso de que no se pueda ver la cima. Tened en cuenta que la avioneta vuela a 6.000 metros de altitud y a veces hay nubes mucho más altas.

Lo mejor el diploma que te acredita como persona que ha visto el Everest jajaja. Lo peor el madrugón, ya que era el día que nos volvimos a España y estuvimos cerca de 48 horas despiertos.

Japón y los blogs sobre Japón se han convertido en mi mayor afición

Emilio y Pau en el concierto de Pepino

Desde hace unos años Japón, la cultura japonesa, su gastronomía y todo lo que tenga que ver con este maravilloso país se han convertido en mis principales aficiones. Mi luna de miel fue en Japón y el nombre de este blog tiene su origen en un popular “juego” japonés. Seguramente en el futuro os contaré más detalles sobre todo ello.

Sin embargo, mi creciente obsesión por Japón y mi pasión por los blogs han confluido en un nuevo y apasionante pasatiempo: los blogs de españoles en Japón.

En la actualidad leo habitualmente más de 30 blogs de habla hispana sobre Japón. Todos se merecen mi respeto y mi admiración (envidia dirían algunos), aunque me gustaría destacar mis favoritos.

  • Kirai, sin ninguna duda, un blog imprescindible, no sólo para los aficionados a Japón, sino para todos los bloggers en general. Se trata de una web muy completa sobre todo lo que rodea a la cultura japonesa. Hector García (aka Kirai) vive en Tokio y cada día nos regala alguna interesante delicia sobre su vida en una de las ciudades más fascinantes del mundo. Todo un veterano y una celebridad de la blogosfera. Nos acaba de regalar un estupendo post sobre cómo preparar un viaje a Japón en 10 pasos. Su libro Un geek en Japón saldrá a la venta para Sant Jordi. Dudo que llegue a conocerle algún día, pero por si llega a leer este post: ¡¡¡Enhorabuena!!!
  • Un español en Japón, otro imprescindible que se mueve como pez en el agua por la región de Kansai y por Asia en general. Me encanta su visión sincera y desenfadada del choque cultural que supone para un español vivir en Japón. Las fotos y vídeos que publica son excelentes. Una de las cosas que más me gusta del blog de Flapy es su sección sobre viajes por Asia que escribe cada miércoles.
  • Pepino, el auténtico rey del Mambo (aunque sea tocado con una Game Boy). Ale-Pepino vive en Fukuoka con Ai. Ambos forman Pepino un grupo que hace música con Game Boy. Aunque él no se acuerde de mí, lo conocí hace unos meses en uno de sus conciertos, concretamente en el de Alicante (la foto es la prueba). Pepino es sobre todo buen humor y buen rollo por los cuatro costados. Es un gran aficionado a los videojuegos y está en todos los saraos. Ha creado un blog alternativo donde nos enseña pequeñas lecciones de japonés.
  • El blog de Ikusuki, campechanía en estado puro. Al igual que Kirai, Oskar vive en Tokyo. Sus posts son capaces de conseguir la sonrisa más hilarante y a la vez de sobrecogerte y emocionarte. Me encantan las camisetas y la estética Ikusuki. Sus vídeos merecen una mención aparte. Son tronchantes.

En fin, que esto es sólo una pequeña muestra de los muchos blogs sobre Japón que leo habitualmente. Quizás estos sean algunos de mis favoritos, pero hay otros muchos de los que espero hablar en próximas entregas.

Viaje a Vietnam y a los templos de Angkor en Camboya: recorrido

La Bahía de Ha Long desde lo alto

Supongo que a estas alturas, muchos de vosotros ya sabréis que el próximo mes de agosto nos vamos de viaje a Vietnam y a Camboya.

El recorrido que vamos a hacer es el siguiente:

  • Día 12 de agosto: Alicante – Madrid – Bangkok
  • Día 13 de agosto: Hanoi
  • Día 14 de agosto: Hanoi – Lao Cai
  • Día 15 de agosto: Lao Cai – Sapa – Cat Cat
  • Día 16 de agosto: Sapa – Lao Cai
  • Día 17 de agosto: Hanoi – Halong
  • Día 18 de agosto: Halong – Hanoi – Hue
  • Día 19 de agosto: Hue – Danang – Hoian
  • Día 20 de agosto: Hoian
  • Día 21 de agosto: Danang – Nha Trang
  • Día 22 de agosto: Nha Trang
  • Día 23 de agosto: Nha Trang – Ho Chi Minh
  • Día 24 de agosto: Ho Chi Minh
  • Día 25 de agosto: Ho Chi Minh – Vinh Long – Cantho
  • Día 26 de agosto: Cantho – Chau Doc
  • Día 27 de agosto: Chau Doc – Phnom Penh – Siem Reap
  • Día 28 de agosto: Siem Reap
  • Día 29 de agosto: Siem Reap
  • Día 30 de Agosto: Alicante again

¿Qué pretendo con esto? Pues que todo aquel que haya estado por aquellos lares nos pueda ir orientando, dar algún consejo o contarnos alguna anécdota de sus viajes.

Ya os iré contando los preparativos.