La Cueva, tertulias y buena comida en Barranquilla

Gabriel García Márquez en La Cueva

En todas las ciudades hay una guarida donde intelectuales, artistas o escritores se reúnen para charlar, compartir inquietudes culturales y degustar buenos platos alrededor de una mesa. En Barranquilla ese lugar es La Cueva, retiro gastronómico de figuras como el Nobel Gabriel García Márquez, los hermanos José Félix y Alfonso Fuenmayor, Ramón Vinyes, Álvaro Cepeda Samudio, Germán Vargas, Alejandro Obregón, Orlando Rivera o Julio Mario Santo Domingo, entre otros.

En La Cueva se forjó lo que en los años 40 y 50 del siglo XX se denominó el Grupo de Barranquilla, una cuadrilla de eruditos y amigos cuya obra todavía está muy presente en en el ideario cultural colombiano.

La Cueva en Barranquilla

Desafortunadamente no tuvimos ocasión de profundizar más sobre el legado de este clan, ni tampoco de conocer a conciencia la ciudad de Barranquilla. No obstante, durante el viaje a Colombia pudimos degustar la gastronomía de La Cueva y empaparnos de su ambiente bohemio.

El restaurante ha cambiado varias veces de propietarios, pero actualmente está vinculado a la Fundación La Cueva, una entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo es fomentar la identidad y estimular a los nuevos talentos de la región Caribe colombiana. El local está repleto de fotos en tamaño real y recuerdos del Grupo de Barranquilla, por lo que no es difícil estar comiendo mientras te mira, por ejemplo, el autor de Cien años de soledad.

Chicharrones del Carajo en La Cueva

La carta está repleta de especialidades de la gastronomía caribeña, con algunos guiños que hacen referencias a los artistas del Grupo de Barranquilla. Eso le da un aire intelectual a los platos que puede resultar muy divertido.

Es complicado abstraerse de las tertulias y todo lo que rodea a La Cueva hasta que te sirven el primer plato. Entonces entran en juego los instintos primarios que necesitan satisfacer necesidades más básicas que teóricas. En mi caso ese momento llegó cuando me sirvieron lo que allí denominan Chicharrones del carajo. Sabe tan bien como suena, os lo aseguro.

Posta negra en La Cueva

La zona del Caribe en Colombia es célebre por sus pescados y frutas. Esto no es razón suficiente para que también preparen una carne exquisita. Como por ejemplo, el plato que degusté en La Cueva denominado posta negra.

Se trata de un guiso de ternera preparado como lo hacían las bisabuelas, bañada en auténtica y suave salsa con clavo y panela, servida con arroz de fideo, plátano asado y ensalada. Estaba para chuparse los dedos.

Casquitos de Guayaba en La Cueva

El colofón a una comida tan enriquecedora, en todos los sentidos, lo pusieron estos casquitos de guayaba. Se trata de medias lunas de esta fruta cocinada a fuego lento en su propio caramelo y acompañadas por un queso del Caribe. La combinación es muy placentera para el paladar.

Fue una pena que durante el viaje a Colombia no pudiéramos conocer mejor Barranquilla, pero al menos siempre recordaré esta ciudad gracias a su gastronomía y a un lugar tan peculiar como La Cueva. Seguro que entre sus paredes se han forjado algunas de las mejores obras literarias y artísticas del Caribe, así como un buen puñado de grandes anécdotas.

, ,

24 respuesta a La Cueva, tertulias y buena comida en Barranquilla

  1. Adalberto Macondo marzo 8, 2013 en 3:04 am #

    En este lugar convergen las ideas del Caribe colombiano, la magia de su literatura y la hermosura de su pintura. Muy interesante que tuviste la suerte de comer ahí. Para los pocos turistas que pasan por mi ciudad (Barranquilla) es uno de los lugares que debes ver. Espero también hayas visto el Museo del Caribe.
    Saludos.

    • Pau marzo 8, 2013 en 11:09 am #

      Sí, también estuvimos en el Museo del Caribe y me fascinó. Lástima que no tuviéramos más tiempo para ver otros lugares de Barranquilla.

  2. esep marzo 4, 2013 en 3:37 am #

    Recorrí el bello país de Colombia y sin duda alguna la ciudad mas fea y sucia fue barranquilla.

    Una ciudad que tiene rió y mar y le da la espalda a los dos.

    • Pau marzo 7, 2013 en 12:23 pm #

      Te doy la bienvenida a ‘el pachinko’ y las gracias por tu opinión. No puedo contrastarla ni rebatirla porque casi no pudimos conocer Barranquilla.

    • Cartio512 marzo 26, 2013 en 9:53 am #

      Seguramente no fuistes donde tenías que ir, además las cosas se miran dependiendo del ojo que las describa. Seguramente no por cosas como las que tu dices está marcada como destino turistico de Colombia. Mi sentido pésame por tu retina.

      • Pau marzo 26, 2013 en 11:49 am #

        Yo en este caso no puedo decir demasiado porque estuvimos muy poquitas horas en Barranquilla.

  3. EMaceiras marzo 1, 2013 en 1:59 pm #

    Veo que Colombia ha captado en sus redes y encantos a otro viajero. Me han gustado tus post sobre el país, al que he tenido el placer de viajar varias veces ya, y tu reseña de la Cueva se queda corta. Para quien, como yo, conoce la historia y anécdotas de García Marquez y los locos con los que solía juntarse, sólo entrar allí es un impacto. Ver los disparos en la pared, el cuadro de la mulata… Fue tan impactante que no consigo recordar qué cené aquel día. Aunque la comida estaba muy buena. He visto por ahí que has conocido el Tayrona, espero que te haya enamorado tanto como a mi.

    • Pau marzo 1, 2013 en 5:49 pm #

      Bienvenida a ‘el pachinko’ y gracias por compartir tus anécdotas. Sí que pudimos conocer Tayrona, pronto escribiré mis impresiones.

  4. lorco febrero 28, 2013 en 12:58 pm #

    Perdon, abuse del XAVI-HODAI

    falta al “riego”, con que regaste todo eso??

    • Pau febrero 28, 2013 en 4:17 pm #

      Con un jugo de lulo, en Colombia es muy típico comer con jugos de frutas.

  5. Xavikun febrero 28, 2013 en 11:36 am #

    Como mola encontrar lugares así, muchos de ellos tienen un toque bohemio que me encanta 🙂

  6. Chiqu, Un Albaceteño en Japón febrero 27, 2013 en 1:41 am #

    Buen post gastronómico Pau! 🙂

    Siempre poniéndote fino…

    • Pau febrero 27, 2013 en 9:07 am #

      Alguien tiene que hacerlo 😉

  7. Borobia febrero 26, 2013 en 6:07 pm #

    Me encantan este tipo de establecimientos. Disfrutar donde lo hicieron mentes tan privilegiadas e impregnarse un poco de ese ambiente no tiene precio. Si además la carta acompaña…

    • Pau febrero 26, 2013 en 6:08 pm #

      En este caso acompaña, al menos lo que yo probé 😀

  8. Molesko febrero 26, 2013 en 5:40 pm #

    Esos chicharrones con bollo son una delicia… justo el domingo comí chicharromes… me encantan. La comida colombiana y la panameña son muy parecidas pues Panamá era parte de Colombia.

    • Pau febrero 26, 2013 en 5:47 pm #

      En España también tenemos chicharrones, aunque en mi zona no son demasiado comunes.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Blog del mes │ Articulos de viaje febrero | Blog de Viajes de HostelBookers - marzo 4, 2013

    […] Pau, de El Pachinko, nos propone La Cueva, un interesante local gastronómico en Barranquilla frecuentado por grandes figuras literarias y artistas en las que probar algunos deliciosos platos […]

  2. Bitacoras.com - febrero 26, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En todas las ciudades hay una guarida donde intelectuales, artistas o escritores se reúnen para charlar, compartir inquietudes culturales y degustar buenos platos alrededor de una mesa. En Barranquilla ese lugar es La Cueva, …..

Deja un comentario