Archivo | Viaje a los Alpes Franceses

Viaje a los Alpes Franceses – A Courmayeur

Vistas desde el teleférico a Courmayeur

Ya os expliqué la semana pasada lo brutal que fue el comienzo del viaje a los Alpes Franceses que hicimos con YokmoK. En un santiamén pasamos de estar a unos 1.000 metros de altitud en Chamonix a casi 4.000 metros gracias al teleférico de Aiguille du Midi.

En esos momentos, cuando estás tan cerca del cielo la euforia es muy grande y te piensas que no puede haber nada más increíble. Sin embargo, la jornada todavía nos deparaba más sorpresas, entre ellas cruzar la frontera que divide Francia e Italia por la montaña.

Alpinistas en el macizo del Mont Blanc

Si consideramos algo muy divertido pasar de 1.000 a 4.000 metros, el proceso inverso no iba a ser menos. En esta experiencia pasé de ir equipado con gorro, polar y guantes, a vestir una camiseta de manga corta y gorra. Los cambios de temperatura son extremos, así que mejor llevad una mochila con todo lo necesario.

El descenso que implica el paso de Francia a Italia se hace en varios tramos de teleférico y telecabina. Si tenéis la suerte que tuvimos nosotros con el tiempo, disfrutaréis de unas vistas realmente alucinantes.

Vistas de los Alpes desde el teleférico

Las telecabinas tienen un máximo de cuatro plazas, así que para afrontar el descenso decidimos juntarnos Ignacio IzquierdoFotomaf y yo. En esa bajada probablemente disfrutamos de algunos de los momentos más desternillantes del viaje. Me hubiera gustado ver nuestra cabina desde fuera, porque el movimiento que provocaban las risas era más que notable. No sé como no nos matamos.

Ignacio acabó ese día con agujetas en la barriga de tanto reír, pero a cambio coleccionó muy buenas fotos para su blog, al igual que Mauro.

Courmayeur desde el teleférico

También nos reímos de lo lindo en una especie de mirador en el que había una línea que dividía la frontera de Francia e Italia. Podías tener medio cuerpo en cada país, así que imaginaros las tonterías que se nos pasaron por la cabeza y que pudimos hacer en aquel momento.

Al llegar a Courmayeur pudimos disfrutar de un pueblecito de montaña encantador. Con apenas 3.000 habitantes cuenta con todo lo necesario para una estancia de lujo en la montaña. Nosotros dimos un agradable paseo y nos repusimos de tanto sube y baja con una de las mejores pizzas que me he comido en mi vida. De postre un delicioso gelato.

Pizza de Courmayeur

El teleférico de Aiguille du Midi a Courmayeur se está renovando por completo, así que fuimos de los últimos afortunados en contemplar esas vistas desde esa perspectiva. Habrá que volver para comprobar si el nuevo teleférico nos ofrece experiencias tan divertidas. Seguro que Ignacio y Mauro se apuntan.

Viaje a los Alpes Franceses – Paisajes y fotógrafos

Sobre el macizo del Montblanc

Ya ha pasado casi una semana desde el último post, cosa rara en este vuestro pachinko. Los motivos os los expliqué en la anterior actualización, y no son otros que la muerte de mi portátil.

Nuestro viaje a los Alpes Franceses con YokmoK ha pasado como una exhalación, pues el sábado la expedición vuelve a casa.

Para mí ha sido muy curioso conocer in situ algunos de los paisajes más sobrecogedores de Europa, ya que desde que trabajo en YokmoK he leído mucho sobre ellos, pero verlos en persona es otra cosa. Una gozada.

Encima hemos tenido mucha suerte con el clima y el macizo del Mont Blanc y el Valle de Chamonix se han mostrado más majestuosos si cabe.

No obstante, si tuviera que destacar algo de este viaje serían tres cosas. La profesionalidad de los guías y el equipo de YokmoK, los paisajes alpinos, y el feeling que he tenido con Ignacio Izquierdo y Fotomaf.

De ellos he aprendido muchísimo estos días, sobre todo de fotografía, aunque lo que más recordaré es lo que me he reído con esta pareja. Hay que ver qué buena gente son, majos, majos de verdad.

Como muestra os dejo esta foto que hizo Ignacio, y que resume perfectamente las bondades de este espectacular viaje a los Alpes Franceses.

Como no sé si podré actualizar mañana, os deseo que paséis un feliz fin de semana.

Viaje a los Alpes Franceses – Prólogo en Ginebra

Jet d'Eau

Nuestro viaje a los Alpes Franceses no tiene nada que envidiar al Tour de Francia, de hecho, tiene hasta prólogo con dos etapas en Ginebra.

Bromas a parte, ayer volamos de Oslo a Ginebra donde estamos disfrutando de un par de jornadas de descanso en medio de dos viajes.

Fue una pena dejar Noruega y no disponer de más días para visitar otras zonas de este país que tanto nos ha gustado. Seguro que volvemos en el futuro. Hemos hecho muchas fotos y tenemos un montón de cosas que contaros, pero lo haremos a la vuelta.

En Ginebra hemos pasado un par de días muy tranquilos. No teníamos planeado hacer nada en concreto, aunque creo que hemos aprovechado bien el tiempo.

Esta tarde hemos quedado con Jorge de YokmoK e Ignacio Izquierdo para tomar unas cervezas y hablar sobre el viaje a los Alpes Franceses. Se nota que hay muchas ganas.

Por lo demás, la pantalla de mi portátil ha muerto definitivamente, así que quizás no pueda actualizar durante esta semana. Por este motivo, la foto que acompaña al post es de mi primer viaje a Ginebra y no de éste.

Nosotros seguimos muy bien y con muchas ganas de conocer algunas de las cumbres más célebres y hermosas del mundo.

Hasta la próxima conexión, aunque de momento os deseamos que paséis un buen fin de semana. Nos leemos en breve.

Viajes a Noruega y Alpes – Cerrado por vacaciones

Volando

Por fin ha llegado uno de los momentos más deseados del año, las vacaciones del verano. Y las vamos a disfrutar viajando, como no podía ser de otra forma.

En estos momentos nos estamos dirigiendo al aeropuerto de Alicante para pillar el vuelo que nos llevará a Oslo, donde aterrizaremos sobre las 14:30 horas. A ver si hay suerte y esta vez el avión tiene Wi-Fi a bordo.

La de Oslo, será la primera etapa de un viaje de tres semanas que nos llevará por el suroeste de Noruega, unos días de relax en Ginebra, y una semana practicando senderismo en los Alpes Franceses con YokmoK. Como veis hay de todo como en botica, así que nos espera un verano de lo más entretenido.

Esta mañana ha sido más tranquila de lo habitual porque anoche nos lo dejamos todo atado y bien atado. Nos llevamos bastante equipaje ya que cuando el viaje es con un bebé no quieres dejarte nada en casa. Esperemos que no sea demasiado peso.

Y aunque estemos de vacaciones, tomaremos las pertinentes notas y haremos las fotos habituales para alimentar de contenidos a esta bestia insaciable llamada el pachinko.

No obstante, el ritmo de publicación del blog descenderá abrumadoramente estos días. Intentaremos dar señales de vida desde Noruega, Ginebra o los Alpes Franceses. Supongo que con más frecuencia desde Twitter y Facebook.

Si estos días dejáis algún comment, tweet, email o mensaje en Facebook disculpad si no os respondo inmediatamente. Lo haré a la vuelta con mucho placer.

En tres semanas os contaremos con todo detalle como han ido estos viajes a Noruega y Alpes Franceses. De momento, os dejo al cuidado de el pachinko que desde este momento queda…

¡Cerrado por Vacaciones!

Viaje a los Alpes Franceses – El alojamiento

Viaje a los Alpes Franceses

Seguimos con los preparativos de los viajes de este verano, pues ya están a la vuelta de la esquina. Dentro de diez días comenzaremos nuestro viaje a Noruega, y sin volver a España empalmaremos con el viaje a los Alpes Franceses que haremos con YokmoK.

Una de los aspectos que más me gusta de este viaje es el alojamiento, un asunto que cobra especial importancia cuando viajas con un bebé. Os explico porqué.

Un hotel es un lugar en el que dispones de casi todas las comodidades del hogar, aunque lo malo es que está concentrado en una sola habitación. En casa, Teo duerme solo en su habitación desde que tiene seis meses. Lo solemos acostar sobre las ocho y media de la tarde.

En casa se duerme en seguida, pero en los hoteles le cuesta mucho más, porque desde su cuna nos ve a nosotros y sólo le apetece que jugar. Todo es extraño para él.

Nosotros no podemos salirnos de la habitación como en casa y le cuesta mucho más conciliar el sueño. Además, nuestro día se acorta al tenernos que acostar a la misma hora que el bebé. Nos toca guardar silencio absoluto y estar a oscuras hasta que se duerma.

En los Alpes esto será distinto. Durante la semana que pasaremos en Chamonix nos alojaremos en un chalet de alto standing ubicado a sólo 5 minutos del centro del pueblo. Allí además de la habitación, de la que disfrutaríamos en cualquier hotel, existen otras salas, por lo que podremos acostar a Teo como en casa y nosotros salir al salón. Él dormirá como siempre y nosotros podremos alargar nuestra jornada como hacemos en Alicante.

Este chalet en Chamonix es un lugar tranquilo pero que tiene unas vistas de ensueño. Mont Blanc, Aiguille du Midi, y el glaciar de Bossons nos darán cada mañana los buenos días.

Además, dispone de sauna, un impresionante salón con chimenea, bar, y un comedor con ventanales a un jardín privado de 1000 m². También dispondremos de un equipo de música, DVD, televisión de pantalla plana, y wifi, así que os podremos mantener informados de todo.

Os recuerdo que si queréis acompañarnos a Todo Chamonix, disponéis de un 20% de descuento sólo por decir que sois lectores de el pachinko.

Ya tenemos ganas de reunirnos en ese pedazo chalet con el resto del grupo, especialmente con los maestros de la fotografía Fotomaf e Ignacio Izquierdo. Por cierto, Mauro ya ha publicado el equipo fotográfico que se llevará a los Alpes. ¡Brutal!