Archivo | Viajes a Islas Feroe

Vágar, la hermosa puerta de entrada a las Islas Feroe

Fotos de Islas Feroe, Teo, Vero y Oriol en Sørvágur

El viaje a Islas Feroe suele empezar en Vágar, y decimos suele porque los pocos cruceros y ferrys que arriban al archipiélago atracan en el puerto de la capital. Si el día está despejado, los minutos previos al aterrizaje son el primer regalo para la vista que te llevarás de tu paso por tierras feroesas. Es mejor que escojas el lado derecho del avión para ver desde la ventanilla una panorámica cenital de los escarpados acantilados y el infinito manto verde que viste cumbres y valles.

La mayoría de viajeros que llegan al pequeño aeropuerto acostumbran a pasar de largo e ir directamente a la capital de las Islas Feroe, Tórshavn. Nosotros optamos por quedarnos una noche en el único hotel que hay en la isla de Vágar (también te puedes alojar en dos bed & breakfast, un youth hostel, un camping y en casas particulares), pues teníamos muchas ganas de ir a Mykines y el barco que navega hasta allí parte del vetusto pueblo de Sørvágur.

Fotos de Islas Feroe, Sørvágur de fondo

Antes de tocar tierra sabíamos que las Islas Feroe eran un destino un tanto peculiar y poco habitado, pero nuestro paso por Vágar nos ayudó a hacernos una idea de lo que encontraríamos durante el resto del viaje. Solemos tomarnos con mucha calma las primeras jornadas de nuestros periplos, pero aquella tarde de domingo lucía el sol así que quisimos aprovechar el obsequio que nos hizo el astro rey para explorar una parte de la isla.

La tarea no se antojaba muy complicada, ya que sólo hay una carretera. Pusimos rumbo al oeste ataviados con botas de montaña y una chaquetita que nos resguardara de los 14 grados que marcaba el mercurio. Antes de divisar el primer pueblo descubrimos una de las señas de identidad del destino, las ovejas campando a sus anchas junto o sobre la carretera. No es que fuéramos a dormir, ni mucho menos, pero contar ovejas sería uno de los juegos que utilizaríamos para distraer a los niños en los trayectos en coche.

Leer más →

Islas Feroe, un vergel inexplorado y atemporal

Fotos de Islas Feroe, frailecillo en Mykines

Hace menos de 48 horas que hemos regresado del viaje a Islas Feroe y el verde intenso de sus valles y cumbres todavía tiñe nuestros pensamientos. Si exceptuamos la información oficial, hay muy pocos testimonios de viajeros que hayan estado en el archipiélago (se pueden contar con los dedos de la mano en la lengua de Cervantes).

En una época en la que todo se basa en recomendaciones y opiniones (el famoso boca-oreja virtual del siglo XXI), ese agujero negro de aserciones provocaba en nosotros una mezcla encontrada de sensaciones. Por una parte, el cosquilleo en el estómago por explorar un destino ignoto y, en la otra cara de la moneda, el temor por no hallar los suficientes alicientes para una familia que viaja con niños pequeños.

Fotos de Islas Feroe, Vero, Teo y Oriol en Mykines

No fueron pocas las personas que nos confesaron que habían tenido que buscar en un mapa o en Google dónde se encontraban las Islas Feroe, pero tras un agradable vuelo desde Barcelona nos encontramos de pleno en ese punto del globo que se sitúa un pelín al norte de Escocia. El avión de Atlantic Airways iba repleto de feroeses que regresaban de sus vacaciones en la Ciudad Condal ataviados con camisetas oficiales del Barça (con el 9 de Suárez a la espalda) y bolsas de firmas de lujo repletas de oscuros objetos de deseo que son difíciles de conseguir en el archipiélago.

Como ya nos había sucedido en otros países escandinavos, lo primero que nos topamos al bajar del avión es un enorme duty free en el que los recién llegados hacen acopio de provisiones a precios menos severos. Antes de poner un pie en la isla de Vagar ya intuimos que no sería un destino barato.

Leer más →

Cerrado por vacaciones nos vamos a las Islas Feroe

Viajes a Islas Feroe

Ya te habías dado cuenta ¿verdad? Desde que acabó el mes de julio nos habíamos tomado un respiro en el blog, pero ahora lo hacemos oficial: ¡Nos vamos de viaje a las Islas Feroe! Dentro de unos días tomaremos el único vuelo semanal que une Barcelona con el aeropuerto de Aeropuerto de Vágar para disfrutar de las deseadas vacaciones.

¿Islas Feroe, y dónde diablos esta eso? Admitimos que el destino que hemos buscado este verano tiene sus particularidades. Si trazáramos un triángulo imaginario entre Islandia, Escocia y Noruega, este archipiélago estaría ubicado justo en el centro. No obstante, se trata de una región autónoma que pertenece a Dinamarca… pero no a la Unión Europea.  A los futboleros más viejos del lugar les sonará de la fase de clasificación para el Mundial de Francia 98, ya que se enfrentó en dos ocasiones a la Selección Española.

¿Y qué se os ha perdido allí? En verano nos apetece huir a lugares de climas más templados. Nos gusta el calor, pero en Alicante tenemos temperaturas altas casi todo el año. En cambio en las Islas Feroe, el mercurio oscila entre máximas de 12º y mínimas de 10º en pleno mes de agosto. El tiempo es muy cambiante y en un mismo día podemos tener sol, niebla, lluvias o nubes. Hacer la maleta para esta meteorología ha sido todo un reto, sobre todo viajando con niños.

Leer más →