Archivo | Viajes a Islas Feroe

Cinco lugares alucinantes para ver el eclipse total de sol en las Islas Feroe

Fotos de Islas Feroe, paisaje de Gásadalur

No es que seamos unos entendidos en la materia, pero desde hace unos días no paramos de leer en prensa que el próximo viernes (20 de marzo) se producirá un peculiar fenómeno astronómico que probablemente haga que nos asomemos a la ventana para comprobar si está anocheciendo en pleno día. Se trata de un eclipse total de sol, un singular alineamiento óptico en el que la luna se adentra en el disco solar y tapará durante unos momentos al astro rey en una especie de orgía estelar.

El eclipse total de sol será visible en Europa, Groenlandia, noroeste de África y noroeste de Asia, aunque en la mayoría de estos lugares (como sucederá en España) sólo se podrá observar parcialmente. Esta vez, la lotería astronómica le ha tocado a las remotas Svalbard en Noruega y a las Islas Feroe, donde se podrá disfrutar de este maravilloso espectáculo en su plenitud durante 2 minutos y 47 segundos.

Leer más →

Buscando brujas en las playas negras de Tjørnuvík en Islas Feroe

Fotos Islas Feroe. Tjørnuvík. Teo y Oriol

Supongo que los clásicos Fórmula V no se inspiraron en estas playas negras, ni los que hemos hecho algún viaje a Islas Feroe esperábamos encontrarnos allí a ninguna Eva María con su maleta de piel y su bikini de rayas. Las aguas y el clima del Atlántico Norte no invitan precisamente ni a tomar el sol ni a bañarte en el mar, pero tienen otros alicientes para los que solemos viajar con niños pequeños.

Si recordáis, dejamos el relato de este viaje en Saksun. Allí un lago mareal nos impidió llegar hasta el mar, pero lo pasamos en grande tirando piedras a un río y disfrutando de la naturaleza. Teo y Oriol están más que acostumbrados a las playas alicantinas, pero estábamos convencidos de que les sorprendería jugar con la arena negra y además lo adornamos con una pequeña leyenda feroesa para hacer más emocionante la experiencia.

Fotos Islas Feroe. Tjørnuvík. Oriol corriendo Fotos Islas Feroe. Tjørnuvík. Oriol feliz

Pese a que el día estaba gris que el caldero de un mago, el camino seguía siendo muy hermoso porque la carretera está justo enfrente de la vecina ínsula de Eysturoy y divisábamos los acantilados y algún que otro pueblecito por el que habíamos pasado esa misma mañana. Desde Saksun viajamos en coche una media hora (más una parada de 20 minutos para comernos el pícnic a mitad de camino) hasta el norteño pueblo de Tjørnuvík, el más septentrional de Streymoy (la mayor de las Islas Feroe). La estampa era digna de las novelas de George RR Martin, era como viajar por las Islas del Hierro o Invernalia. Más al norte sólo podían haber caminantes blancos y los salvajes.

Pero como nuestros peques todavía no tienen edad para leer Canción de hielo y fuego (ni mucho menos ver la serie Juego de Tronos) recurrimos a una historia de la mitología feroesa. Ésta cuenta que una bruja convirtió en piedra a un gigante que intentaba alejar las Islas Feroe de Islandia. El pobre desgraciado se ha transformado hoy en día en dos imponentes cañones de mar llamados Risin y Kellingin que se elevan puntiagudos frente a las playas de arena negra de Tjørnuvík. Estas peculiares formas también se pueden contemplar haciendo una excursión desde Eiði o en un binocular que hay instalado en la carretera de Eiði a Gjógv.

Leer más →

El día que la marea de un lago nos impidió llegar al mar en Saksun… y fue genial

Fotos Islas Feroe, Saksun. Panorámica

Si has leído lo que te hemos contado hasta ahora de nuestro viaje a Islas Feroe recordarás cielos azules, verdes intensos y nubecillas blancas que decoraban grácilmente el firmamento feroés. Pues bien, ese cuento de hadas climático se acabó al tercer día. Sabíamos que el tiempo era muy cambiante en aquel archipiélago perdido en mitad del Atlántico Norte, así que era cuestión de horas que la lluvia y los nubarrones cambiaran las tonalidades de los paisajes de cabo a rabo, de azul a gris.

Mientras dejábamos atrás el reino de los frailecillos en Mykines, activamos el plan de nuestro tercer día de viaje que consistía en recorrer los pueblecitos del norte de las islas de Streymoy y Eysturoy (dónde habíamos pasado la segunda noche). De las primeras localidades poco que reseñar, salvo que tuvimos que parar en un súper de Eiði a comprar algo de comida para la jornada, ya que ninguno de los lugares por los que íbamos a pasar tenía un restaurante, cafetería, ni nada que se le pareciera. Así son las Islas Feroe.

Fotos Islas Feroe, Saksun. Teo Fotos Islas Feroe, Saksun. Lago y pedruscos

De la ruta por el norte de Streymoy (la más grande de las islas y donde se encuentra la capital Tórshavn) teníamos marcada con letras doradas el nombre de Saksun. Atesorábamos muy poca información de lo que nos íbamos a encontrar allí, pero habíamos leído en alguna parte que se podía llegar hasta el mar rodeando un lago de aguas mareales. A pesar de que estábamos en pleno verano, el mercurio no superaba los 10 grados, así que nos pertrechamos con botas de montaña y ropa de abrigo para intentar llegar hasta la playa caminando.

Las distancias en las Islas Feroe no son ningún problema y las carreteras suelen regalar al viajero estampas de fábula. Fiordos, acantilados, interminables saltos de agua… son especialmente hermosos los tramos desde los que se divisan varias islas. En poco menos de una hora nos plantamos en Saksun, atravesando verdes valles y bordeando varios riachuelos. que nos servían de guía.

Leer más →

Mykines, el reino de los frailecillos

Fotos de Islas Feroe. Mykines, cumbre verde

Mucha gente nos pregunta para qué fuimos de viaje a las Islas Feroe. “¿Qué se os ha perdido por allí? ¿Hay algo que hacer?”. Seamos sinceros, no es un destino muy turístico que digamos, pero en Europa eso es un lujo y en cierto sentido esa presunta virginidad nos sirvió de acicate para explorar un archipiélago que por su belleza merecería más atención por parte de los viajeros.

Ahora nos resulta complicado encontrar el momento en que se nos encendió la bombilla, las musas de la inspiración nos metieron en la cabecita el nombre de Islas Feroe y luego se desvanecieron como los extractores de la película Inception al despertar. Pese a la nebulosa, estamos convencidos de que el origen de nuestro deseo tiene que ver con alguna imagen, texto o vídeo relacionado con Mykines.

Fotos de Islas Feroe. Mykines, frailecillo con pescado

Fotos de Islas Feroe. Mykines, oveja

Esta pequeña isla está considerada la joya de la corona de las Feroe y en cierta medida lo es gracias a su abundante colonia de frailecillos, un ave muy pintoresca que sólo se deja ver en las costas e islas del Atlántico norte y el Océano Ártico. Sus nidos suelen estar ubicados en lugares muy escarpados y de difícil acceso, características que se cumplen a la perfección en ciertas zonas de Mykines.

Aunque se puede llegar en helicóptero, para alcanzar Mykines tomamos un ferry que parte del pequeño puerto de Sørvágur en la isla de Vágar. El trayecto dura unos 45 minutos y es una atracción en sí mismo por lo extraordinario del paisaje, especialmente por navegar junto al islote Tindhólmur, un saliente de rocas verticales dentadas que asemejan una mano surgiendo de las aguas estilo Mordor. La poca gente que pueda haber en el barco suele ir en la cubierta y, aunque sea verano, bien pertrechada para protegerse de frío, lluvia y las olas del mar. Yo me atreví a luchar contra el balanceo, pero los peques y Vero viajaron cómodamente y muy calentitos en las tripas de la nave.

Leer más →

Black Sheep, una excelente cerveza feroesa

Black Sheep, cerveza de las Islas Feroe

Ya que estamos a viernes y que el mes de agosto está languideciendo, he decidido recuperar una sección mítica de este blog e invitarte a una de nuestras clásicas cervezas del mundo. Vamos a celebrar el final del verano como se merece así que pasa que esta ronda va de mi cuenta, que hace casi un año que no pagaba ninguna.

La cerveza escogida hoy es feroesa, se llama Black Sheep y está elaborada por la cervecera Föroya Bjór ubicada en la segunda ciudad más importante de las Islas Feroe, Klaksvík. Cada vez estoy más convencido de que la cerveza es la bebida más popular del mundo, por muy pequeño que sea el destino siempre hay una fábrica local que abastezca a su población y este archipiélago perdido en mitad del Atlántico no iba a ser una excepción.

Degusté esta Black Sheep en el restaurante Hereford de Klaksvík durante el viaje a Islas Feroe que hicimos hace unas semanas. Curiosamente este local estaba ubicado justo enfrente de la fábrica de Föroya Bjór, así que te puedes imaginar lo rica que estaba. El agua es uno de los elementos más importantes en la elaboración de la cerveza y en ese sentido las Islas Feroe son unas privilegiadas. Todo el mundo bebe del grifo de sus casas y las botellas de agua mineral están bastante escondidas en los supermercados, intuyo que porque nadie las compra.

Leer más →