Archivo | Viajes a Flandes

¿Einstein, Superman, Usain Bolt? Siéntete como ellos en el Technopolis de Malinas

Fotos de Technopolis en Malinas

Si Albert Einstein, Sir Isaac Newton o Leonardo da Vinci vivieran en el siglo XXI y fueran niños hubieran soñado con pasar un día en un lugar tan divertido e instructivo como Technopolis en Malinas. El que piense que la ciencia es aburrida debería conocer estas instalaciones antes de volver a afirmarlo, pues las experiencias más inverosímiles pueden convertirse en realidad en esta especie de laboratorio gigante que descubrimos en nuestro reciente viaje a Flandes.

En Technopolis está prohibido quedarse con los brazos cruzados ya que todas sus atracciones y experimentos están pensados para ser manoseadas, escuchadas, incluso puestas en órbita. Las carcajadas, onomatopeyas y caras de sorpresa están aseguradas, aunque lo más importante es que los niños (y también los mayores) aprenderán muchísimas lecciones prácticas y se irán de allí con el gusanillo de querer saber más sobre los misterios de la ciencia y pondrán a trabajar su materia gris.

Leer más →

Malinas, un dulce muy divertido para degustar con niños

Fotos de Malinas, Teo en la Catedral

Esta historia es muy parecida a cuando abres una caja de Neuhaus y te deleitas con sus pralines clásicos. Reconoces su sabor y te encanta, es sublime y por eso te relames de placer. Sin embargo, un día te atreves a probar aquel que no te es tan familiar. Coges valor, das el paso y te sorprende… incluso disfrutas más con él que con los otros gracias a ese dulzor que es una mezcla de sensaciones desconocidas pero con un regustillo que tu paladar ya ha catado otras veces.

Tras dos viajes a Flandes en los que hemos tenido la oportunidad de pasear con calma por sus perlas más emblemáticas, podemos asegurar que la ciudad que más nos ha sorprendido ha sido Malinas. Vive a la sombra de sus vecinas Brujas, Gante, Lovaina o Amberes, pero tiene ese ambiente de urbe que aún no ha sido muy explotada turísticamente pese a tener encantos de sobra.

Leer más →

Cómics, escenarios de cuento de hadas y chocolate para un viaje a Flandes con niños

Casa decorada con una viñeta de cómic en Bruselas

Siempre recordaremos con mucho cariño el verano que viajamos a Flandes con Teo. Nuestro príncipe estaba a punto de tener compañía en el reino con la llegada de su hermanito Oriol y queríamos que esas vacaciones tuvieran todos los ingredientes necesarios para que un niño de dos años disfrutara del viaje.

Flandes tiene algunas de las ciudades medievales más hermosas que hemos visto en Europa. Pasear por las calles empedradas de Brujas o Gante y asomarse a sus canales al atardecer es una delicia. Los más soñadores pueden echar a volar la imaginación y creerse que están en una especie de cuento de hadas y así es muy fácil motivar a los peques para que exploren cada rincón o corran bajo edificios que parecen castillos.

Los canales de Brujas al atardecer

Se trata de un destino en el que es muy sencillo moverse, especialmente en tren. Sin duda es el medio de transporte más romántico y en el que los traslados se hacen más llevaderos cuando viajas con niños pequeños.  Si te da pereza hacer y deshacer maletas, ten claro que las distancias entre localidades en Flandes no son demasiado grandes así que puedes tener una ciudad o dos como base de operaciones y luego desplazarte en ferrocarril para volver por la tarde-noche a tu alojamiento.

Leer más →

Conversaciones sobre cerveza artesanal en Amberes

Maltas para elaborar la cerveza ‘t Pakhuis de Amberes

El nombre de Amberes se suele relacionar con el lucrativo negocio de los diamantes, con su descomunal puerto comercial, con algunas de las mejores obras del maestro Pedro Pablo Rubens y con las espectaculares creaciones trendy de los seis diseñadores de moda más célebres de Flandes.

Algunas pinceladas pudimos atisbar de sus cuatro pilares mundialmente famosos, aunque hubo un factor, más típico de estos lares, que no nos dejó disfrutar plenamente de Amberes: el calor. Una región de Europa que es conocida por sus días plomizos y lluviosos nos puso realmente a prueba con temperaturas propias de un destino mediterráneo. Era muy complicado dar cuatro pasos seguidos sin buscar una sombra o una bebida para refrescarnos del bochorno.

Lúpulo en la cervecería ‘t Pakhuis de Amberes

En mitad de esa calurosa tesitura, surgió la oportunidad de conocer a un maestro cervecero de Amberes, uno de mis objetivos del viaje a Flandes. Así que no me lo pensé dos veces y cogí un taxi que me alejó del bullicioso centro para acercarme al menos masificado barrio ‘t Zuid y a sus preciosos edificios Art Nouveau.

Eran las cuatro de la tarde y las calles de esa zona de Amberes estaban prácticamente desiertas. El taxista turco que me llevó se sabía de carrerilla la alineación de la Roja, el Barça y el Madrid, aunque por contra no le sonaba demasiado el nombre de la cervecería ‘t Pakhuis a la que me debía arrimar. Entre lamento y lamento por la falta de jugadores de relumbrón nacidos en Turquía llegamos a mi destino.

Leer más →

A pie, a caballo, en bici o en barco… pasea por Brujas

El campanario de Brujas o Belfort

Debemos confesarte que cada vez preparamos menos a conciencia los viajes. Hace unos años nos empollábamos las guías como si se trataran de un examen de selectividad, diseñábamos itinerarios, tratábamos de aprender trucos o atajos sobre cómo comprar entradas más baratas, éramos todo oídos a recomendaciones de amigos e íbamos armados con un pequeño diccionario conversacional por si, dado el caso, nos aventurábamos a preguntar cómo ir del punto a al punto b sin acabar más perdidos que Wally en las gradas del Calderón.

Qué tiempos aquellos en los que buscábamos todos los documentales del destino habidos y por haber o veíamos películas rodadas en escenarios que pisaríamos en meses venideros. Pero luego fuimos papás y se acabó. ¿Crees que echamos de menos esas hojas de ruta tan exhaustivas? La respuesta es un rotundo no.

Plaza Markt de Brujas

Ahora la improvisación juega un papel importante y cuando haces viajes con niños te tienes que convertir en un evolucionista más convencido que Darwin para adaptarte a los probables imprevistos que te van surgiendo a lo largo del día. El ritmo es más lento y la predisposición a descubrir lugares fuera de ruta es mucho mayor.

Por ejemplo, para afrontar nuestro paso por Brujas durante el viaje a Flandes llevábamos unas notas sobre algunos lugares interesantes de la ciudad, el visionado de la genial película In Bruges de Martin McDonagh y unas expectativas tan altas como Vladimir Tkachenko.

Leer más →