Archivo | Viajes a Colombia

La Cueva, tertulias y buena comida en Barranquilla

Gabriel García Márquez en La Cueva

En todas las ciudades hay una guarida donde intelectuales, artistas o escritores se reúnen para charlar, compartir inquietudes culturales y degustar buenos platos alrededor de una mesa. En Barranquilla ese lugar es La Cueva, retiro gastronómico de figuras como el Nobel Gabriel García Márquez, los hermanos José Félix y Alfonso Fuenmayor, Ramón Vinyes, Álvaro Cepeda Samudio, Germán Vargas, Alejandro Obregón, Orlando Rivera o Julio Mario Santo Domingo, entre otros.

En La Cueva se forjó lo que en los años 40 y 50 del siglo XX se denominó el Grupo de Barranquilla, una cuadrilla de eruditos y amigos cuya obra todavía está muy presente en en el ideario cultural colombiano.

La Cueva en Barranquilla

Desafortunadamente no tuvimos ocasión de profundizar más sobre el legado de este clan, ni tampoco de conocer a conciencia la ciudad de Barranquilla. No obstante, durante el viaje a Colombia pudimos degustar la gastronomía de La Cueva y empaparnos de su ambiente bohemio.

El restaurante ha cambiado varias veces de propietarios, pero actualmente está vinculado a la Fundación La Cueva, una entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo es fomentar la identidad y estimular a los nuevos talentos de la región Caribe colombiana. El local está repleto de fotos en tamaño real y recuerdos del Grupo de Barranquilla, por lo que no es difícil estar comiendo mientras te mira, por ejemplo, el autor de Cien años de soledad.

Leer más →

Islas del Rosario, mi primera vez en el Caribe

Murallas de camino a las Islas del Rosario

Los que me conocen saben de buena tinta que soy un marinero de agua dulce. A pesar de que vivo en una ciudad con mar, me he criado en una zona de montaña y el gran azul no está entre mis predilecciones. No obstante, en el reciente viaje a Colombia tuve la oportunidad de bañarme en el mar Caribe, uno de los más célebres del mundo por su riqueza ecológica y también por su historia cargada de grandes hazañas y leyendas.

Mi primera vez en el Caribe tuvo lugar en el Parque Nacional Natural Corales del Rosario-Islas del Rosario, ubicado a unos 45 minutos en lancha rápida de Cartagena de Indias. Para llegar hasta allí tomamos una barca en la Marina Santa Cruz ubicada en el barrio de la Manga.

Islote de las Islas del Rosario

El trayecto de ida trascurrió de una forma bastante apacible. Todavía estaba medio grogui por los efectos del jetlag, así que pegué alguna cabezadita mientras un hombre explicaba lo que veíamos durante la travesía. Más que nada, fortificaciones que habían servido para repeler los ataques de bucaneros, corsarios y filibusteros que camparon a sus anchas por las costas del Caribe.

Las Islas del Rosario son un archipiélago formado por 27 pequeñas islas ubicadas 35 kilómetros al suroeste de Cartagena de Indias. Se trata de una de las excursiones más típicas desde esta ciudad y está especialmente indicada para los amantes de los deportes náuticos o los que busquen el relax a la orilla de un mar turquesa. No es precisamente lo que más me apasiona durante mis viajes, pero reconozco que durante unas horas me puedo acostumbrar a este tipo de anestesia.

Leer más →

Cartagena de Indias, una ciudad muy fotogénica

Puerta del reloj de Cartagena de Indias

Las primeras horas del viaje a Colombia las pasamos en Cartagena de Indias. Cuando voy a una ciudad por primera vez me gusta tener algo de tiempo para caminar sin rumbo e intentar tomarle el pulso a ese lugar desconocido. Se trata de hilvanar puntos aparentemente inconexos para averiguar poco a poco cuál es la personalidad que define a esas calles, edificios o personas.

Normalmente te suelen llamar la atención los edificios bonitos, los monumentos o las plazas. Sin embargo, con Cartagena de Indias me sucedió algo muy distinto. Era la gente la que suscitaba todo mi interés, en cada rincón estaba sucediendo algo que seducía al objetivo de mi cámara.

Viendo la vida pasar en Cartagena de Indias

Ya tendría tiempo para explorar los numerosos atractivos de la reina del Caribe, porque lo que más me apetecía en esos momentos iniciales era pasear por dentro de la ciudad amurallada e intentar capturar la vida cotidiana de la los habitantes de esta hermosa ciudad colonial, la antigua Calamarí.

Me habían advertido que el ritmo de vida en el Caribe es más pausado, aunque a mí las primeras impresiones me recitaron todo lo contrario. El ir y venir de gente era constante dentro de los muros. Turistas ávidos de arquitectura colonial se mezclaban con vendedores de fruta, de sombreros y otros souvenirs de Colombia.

Leer más →

Poker, cerveza colombiana

Poker, cerveza colombiana

Primera viernes desde que he vuelto del viaje a Colombia y ultimo del mes, así que vamos a celebrar la llegada del fin de semana con una de nuestras clásicas cervezas del mundo.

La cerveza escogida hoy es colombiana y se llama Poker. Está elaborada por la Cervecería Bavaria, sin duda la más importante de Colombia, con sede en Bogotá. Se trata de una marca de las más populares en el país cafetero y fue fundada en 1929 en Manizales.

Probé la Poker en Salento, un precioso pueblecito del departamento del Quindío ubicado en el eje cultural cafetero. Como tuvimos algo de tiempo libre entré a un supermercado y compré unas cuantas cervezas para degustarlas en la calle.

Leer más →

Primeras impresiones del viaje a Colombia

Los colores de Colombia

Si cierro los ojos todavía puedo percibir el aroma del café, los ritmos de la cumbia o los colores que visten a las palenqueras en Cartagena de Indias. Han pasado poco más de 48 horas desde que he regresado a España y todavía son muy recurrentes los recuerdos del viaje a Colombia al que fui invitado por Proexport.

Antes de desmenuzar con detalle las experiencias que me regaló este blogtrip por Colombia me gustaría hacer un balance preliminar, todavía en caliente, de lo que he vivido en el país de Gabriel García Márquez.

Vendedora de fruta en Cartagena de Indias

Hace muy poco leía que Colombia es el país más feliz del mundo y después de haber estado por allí de viaje no me extraña en absoluto. Antes de llegar a Bogotá ya me ha habían advertido que lo mejor de Colombia eran los colombianos y lo fui comprobando día tras día.

Aunque compartimos la misma lengua son muchas las palabras nuevas que aprendí cada jornada y que me llamaban la atención. Chévere, guayabo, vaina, arepa… me encantaba escucharlas, sobre todo por musicalidad, el optimismo que desbordaban, la sonrisa de la que procedían. El colombiano está muy orgulloso de su tierra y es el mejor embajador del destino. Hospitalario y amable, pero también curioso, con ganas de saber de dónde vienes y porqué has llegado hasta allí. Sin duda la gente ha sido lo mejor de este viaje a Colombia.

Leer más →