Archive | Sobre el pachinko RSS feed for this section

el pachinko cumple cinco años

Gritando con los cinco años de el pachinko el pachinko cumple cinco años

Me he quedado como el de la foto cuando he descubierto que se me olvidó celebrar el quinto aniversario de el pachinko en su día. La fecha exacta fue el pasado 29 de marzo, pero entre la Semana Santa, el nacimiento de Oriol, las vacaciones de Teo y el fallecimiento del maestro Paco Elvira, me ha resultado muy complicado asomarme a esta ventana durante los últimos días. No sabía como reanudar la marcha.

Todavía no tengo muy claro qué motivaciones me empujaron a comenzar esta loca aventura. ¿Qué se me pasó por la cabeza para crear un blog con un nombre tan rarito? Supongo que me dejé llevar por la moda de la época. O quizás sólo fueron las ganas de tener un espacio donde compartir mis pensamientos y reflexiones con total libertad, sin que nadie me dijera qué puedo o no puedo escribir o cuál es el plazo de entrega.

Yo no sabía que el pachinko iba a ser un blog de viajes cuando me decidí a publicar aquel post titulado Sin rumbo fijo hace ahora más de un lustro. De hecho, a veces me da por releer aquellos primeros post y me sonrojo de vergüenza por lo que escribí entonces. Aquí la frase más malos que pegarle a un padre se queda corta. No digo que los relatos de ahora sean mejores, pero creo que por fin he encontrado el rumbo que andaba buscando.

Continuar leyendo →

Nuestro gran viaje continúa

Oriol nuestro gran viaje continúa Nuestro gran viaje continúa

Lo primero es agradecer a todo el mundo las enormes y continuas muestras de cariño que nos habéis demostrado en las redes sociales tras el nacimiento de Oriol. Aquellos que nos seguís en twitter o facebook ya sabías que el motivo de nuestra ausencia en el blog era el alumbramiento de nuestro segundo hijo.

El pasado lunes vino berreando a este mundo Oriol, aunque desde entonces su carácter se ha atemperado. El parto fue muy bien y desde ayer estamos en casa disfrutando de este ser pequeñito (3,5 kilos) que se mueve a cámara lenta.

Los que habéis tenido hijos ya sabréis que los primeros días son complicados, de adaptación, de dormir poco o nada… pero también de una felicidad indescriptible, es como estar en una nube.

Continuar leyendo →

Teo, Vero y Pau os deseamos ¡Felices Fiestas!

Teo os desea ¡Felices Fiestas Teo, Vero y Pau os deseamos ¡Felices Fiestas!

Este año disfrazaron a Teo de pastelero en el cole, pero nosotros hemos querido utilizar una imagen más navideña para felicitaros las fiestas. Si recordáis en 2009 lo vestimos de Santa Claus, en 2010 de estrellita, y el año pasado de ovejita. Nuestro Teo se va haciendo mayor y estas Navidades ya empieza a ser muy consciente de todo.

Está muy emocionado porque sabe que esta noche es Nochebuena y que llegará Papá Noel con alguna que otra sorpresa. Es un niño muy vivo y normalmente se porta fenomenal, pero estos últimos días está siendo más bueno que el pan para evitar el temido carbón y que los Reyes Magos y Santa Claus lo tengan en su lista de buenos chicos.

Como hace poco fue su cumpleaños, su carta de peticiones no es demasiado extensa. Ha pedido pocos juguetes para que todos los niños puedan tener el suyo.

Continuar leyendo →

Teo, el pequeño viajero, cumple tres años

Teo con 3 años Teo, el pequeño viajero, cumple tres años

Mañana, 1 de diciembre, Teo cumple tres años. No nos importa adelantar la celebración unas horas porque él mismo dice que tiene tres añitos desde hace varias semanas. Es lo que tiene ser de los más peques de la clase…

Hemos estado repasando lo que le escribimos cuando cumplió dos años y nos hemos emocionado, dudo que jamás volvamos a estar  tan inspirados para escribirle algo tan bonito. Así que este año hemos querido lanzar un mensaje a aquellos que se están planteando hacer viajes con niños: ¡Sí se puede!

Y para demostrarlo vamos a hacer un repaso en imágenes de todos los viajes que ha hecho Teo. ¡Dentro vídeo!

Continuar leyendo →

33 años

33 años 33 años

Hace justo un año me tomaba a cachondeo lo de tener las mismas primaveras que Cristo. Ya expliqué que para mí esa edad era la que marcaba la frontera entre la senectud y estar hecho un mozalbete. A partir de hoy empiezo a verlo todo cuesta abajo. La mejor mitad que dicen unos buenos amigos míos.

Ahora que le he visto las orejas al lobo tengo que decir que cumplir 33 años no está tan mal. No me siento más viejo, ni más cansado. Sigo con las mismas ganas de ver mundo y de hacer cosas. ¿Será que todavía no he madurado? Además, casi nadie acierta la edad que tengo. Siempre me echan unos cuantos de menos, pese a que ya me he visto alguna cana en la azotea.

Como manda la tradición, en mi día del nombre voy a hacer mi tradicional repaso a cómo ha ido el año.

Continuar leyendo →