Archivo | Música

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) está envejeciendo tan mal como sus cabezas de cartel

En el FIB

El FIB cumple este verano catorce años, lo que en una persona normalmente se conoce como la edad del pavo. Mi primer Festival Inernacional de Benicàssim coincidió con la segunda edición. Todavía no entiendo como mis padres me dejaron ir y todavía entiendo menos la política que están llevando actualmente los hermanos Morán, responsables del evento.

El FIB tenía un ambiente familiar y muy entrañable. Además la gente no estaba en los campings como sardinas en latas. Si hace trece años, mientras disfrutaba de unos recién salido del horno The Chemical Brothers, me dicen que los cabezas de cartel del futuro serán Leonard Cohen o Siouxie sin los Banshees me pego un tiro. Con todo mi respeto hacia estos artistas y hacia el FIB, donde he pasado algunos de los mejores momentos de mi vida.

No entiendo a qué está jugando el FIB. Eran los auténticos reyes del verano, la competencia se iba quedando en el camino gracias a carteles con estrellas de la talla de The Jesus and Mary Chains, The Chemical Brothers, Stone Roses, Suede, Blur, Sonic Youth, Björk, Massive Attack, Primal Scream, Oasis, Pulp, Orbital, The Cure, Radiohead, Beck, Moby, Kraftwerk, Morrisey, Pixies, Franz Ferdinand o Depeche Mode. Sólo he citado cabezas de cartel, porque la lista de grupos extraordinarios que han pasado por el FIB es interminable.

Desde hace unos años la política de cartel del FIB ha cambiado radicalmente, no sé si porque sus responsables no quieren o porque no pueden. Quisieron cambiar de fechas para atraer a los jóvenes de toda Europa… y lo consiguieron. De hecho, las últimas veces que he ido había más extranjeros que españoles. Eso sí, la competencia se ha fortalecido y ha conseguido superar con creces a un FIB que se ha dormido en los laureles.

Varias teorías. Primera. No han sabido administrar la ventaja y el prestigio que han cosechado en los años anteriores. Segunda. Las condiciones físicas para aguantar un FIB deben ser de superatleta o de superpolitoxicómano. Me refiero a casi 40 grados en unos campings infrahumanos que no han sabido mejorar a lo largo de los años. Tercera. Precios para británicos, muy por encima de otros festivales.

Qué conclusión saco de todo esto. Que en estos momentos se están dedicando a ganar dinero a costa de los británicos. Los grandes touroperadores les venden una megafiesta a precio de risa, en un entorno que ni se imaginan en las islas. ¿Quién toca? Me da igual.

Así de crudo. El FIB aunque supere año tras año el número de asistentes ha perdido toda su magia. De traer a lo mejor de lo mejor a contratar estrellas superconsagradas hace años y que nada tienen que ver con el romanticismo con el que empezó esta aventura.

¿Opináis como yo o es que me estoy haciendo tan viejuno como los cabezas de cartel del FIB 2008?

Destroy everything you touch – lectura recomendada por el pachinko

destroy-everythng-you-touch

Si alguna vez os veis en la tesitura de saber el título de esa canción que escuchasteis en los 40 Principales o Radio Olé, Destroy everything you touch no es el lugar más adecuado para encontrarla.

El autor de este blog de música, el irreverente Dejotabe, es de las pocas personas que han sido capaces de hacer sudar a los dependientes de la Fnac una y otra vez con sus preguntas y peticiones. Su mula y su soulseek están deseando que se jubile antes de que cierren por defunción. Siempre a la caza de lo mejor de lo mejor.

Dejotabe es un auténtico melómano de la rareza. En su blog podréis encontrar las últimas novedades, remezclas, covers y demás incunables de la música más actual. Todo esto aderezado con una pizca de buen humor y un toque personal que os atrapará. Sinceridad por los cuatro costados, se nota que es buena gente. Sin él no habría conocido ni una de las canciones que han formado parte de la banda sonora de mi vida.

Por si fuera poco es de los que contesta a todos los comments, una circunstancia nada habitual en la blogosfera española. Su buen gusto musical y un pagerank 5 avalan esta recomendación.