Archivo | Japón

¿Cuál fue la primera vez qué subiste a un avión? En mi viaje a Japón

DSCN0130

Mucha gente le tiene auténtico pánico a volar, sino que le pregunten al bueno de M.A. Barracus del Equipo A.

Volar por primera vez es toda una experiencia. En mi caso fue muy heavy, ya que la primera vez que me tocaba subir a un avión era para realizar uno de mis sueños: el viaje a Japón.

La cuestión tiene varios agravantes, ya que debíamos volar el día después de nuestra boda, así que nos acostamos a las 6 de la mañana (borrachos por supuesto) y nos levantamos sobre las 8 y media.

Luego viajamos a Valencia. Ahí fue donde tomamos el primer avión de nuestra vida dirección París y de ahí al aeropuerto de Narita, muy cerca de Tokyo. En total, desde que salimos del hotel de Alcoy hasta que llegamos al hotel de Tokyo pasaron 25 horas.

¿La experiencia? Para mí muy positiva, me encantó. Además soy de esas personas que cuando suben a cualquier objeto con motor me quedo frito. Vero lo pasó un poco peor. Lo malo fueron las estrecheces de los aviones de Air France y que a veces te desesperas cuando no sabes que hacer o tu compañero de asiento duerme y tu quieres ir al baño.

¿Y tú, cuál fue la primera vez que subiste a un avión?

Japón y los blogs sobre Japón se han convertido en mi mayor afición

Emilio y Pau en el concierto de Pepino

Desde hace unos años Japón, la cultura japonesa, su gastronomía y todo lo que tenga que ver con este maravilloso país se han convertido en mis principales aficiones. Mi luna de miel fue en Japón y el nombre de este blog tiene su origen en un popular “juego” japonés. Seguramente en el futuro os contaré más detalles sobre todo ello.

Sin embargo, mi creciente obsesión por Japón y mi pasión por los blogs han confluido en un nuevo y apasionante pasatiempo: los blogs de españoles en Japón.

En la actualidad leo habitualmente más de 30 blogs de habla hispana sobre Japón. Todos se merecen mi respeto y mi admiración (envidia dirían algunos), aunque me gustaría destacar mis favoritos.

  • Kirai, sin ninguna duda, un blog imprescindible, no sólo para los aficionados a Japón, sino para todos los bloggers en general. Se trata de una web muy completa sobre todo lo que rodea a la cultura japonesa. Hector García (aka Kirai) vive en Tokio y cada día nos regala alguna interesante delicia sobre su vida en una de las ciudades más fascinantes del mundo. Todo un veterano y una celebridad de la blogosfera. Nos acaba de regalar un estupendo post sobre cómo preparar un viaje a Japón en 10 pasos. Su libro Un geek en Japón saldrá a la venta para Sant Jordi. Dudo que llegue a conocerle algún día, pero por si llega a leer este post: ¡¡¡Enhorabuena!!!
  • Un español en Japón, otro imprescindible que se mueve como pez en el agua por la región de Kansai y por Asia en general. Me encanta su visión sincera y desenfadada del choque cultural que supone para un español vivir en Japón. Las fotos y vídeos que publica son excelentes. Una de las cosas que más me gusta del blog de Flapy es su sección sobre viajes por Asia que escribe cada miércoles.
  • Pepino, el auténtico rey del Mambo (aunque sea tocado con una Game Boy). Ale-Pepino vive en Fukuoka con Ai. Ambos forman Pepino un grupo que hace música con Game Boy. Aunque él no se acuerde de mí, lo conocí hace unos meses en uno de sus conciertos, concretamente en el de Alicante (la foto es la prueba). Pepino es sobre todo buen humor y buen rollo por los cuatro costados. Es un gran aficionado a los videojuegos y está en todos los saraos. Ha creado un blog alternativo donde nos enseña pequeñas lecciones de japonés.
  • El blog de Ikusuki, campechanía en estado puro. Al igual que Kirai, Oskar vive en Tokyo. Sus posts son capaces de conseguir la sonrisa más hilarante y a la vez de sobrecogerte y emocionarte. Me encantan las camisetas y la estética Ikusuki. Sus vídeos merecen una mención aparte. Son tronchantes.

En fin, que esto es sólo una pequeña muestra de los muchos blogs sobre Japón que leo habitualmente. Quizás estos sean algunos de mis favoritos, pero hay otros muchos de los que espero hablar en próximas entregas.