Archive | Escapadas por España RSS feed for this section

Jugando a ser cavernícolas en las cuevas de El Soplao y El Pendo en Cantabria

La Cueva del Soplao en Cantabria Jugando a ser cavernícolas en las cuevas de El Soplao y El Pendo en Cantabria

Siempre hemos dicho que en los viajes con niños se tienen que repartir las experiencias entre las predilecciones de los papás y los peques. El que parte y reparte se queda con la mejor parte, aunque últimamente Teo es el que sale ganando en este juego con diferencia. La mayoría de visitas que hacemos están pensadas para él, si bien muchas veces nos sorprendemos viendo como disfruta también recorriendo lugares que inicialmente están más enfocados a los adultos.

Y es que estando de viaje por Cantabria, no nos pudimos resistir a explorar alguna de sus joyas subterráneas. Se calcula que en las profundidades de esta región hay más de 6.500 cuevas repartidas por el subsuelo, muchas de las cuáles son visitables. La Cueva de Altamira en Santillana del Mar es la más insigne de todas, pero en Cantabria se localizan hasta diez cuevas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cueva de El Pendo en Cantabria Jugando a ser cavernícolas en las cuevas de El Soplao y El Pendo en Cantabria

Antes de enfundarnos el traje de espeleólogos es muy recomendable explicarle a Teo en qué va a consistir la visita a las Cuevas de El Soplao o El Pendo, sin embargo, algunas veces es complejo hacerle entender a un niño de cuatro años la importancia de una pintura rupestre o de una cavidad insólita plagada de estalactitas y estalagmitas. Si fuera un poco mayor, utilizaría las referencias de Julio Verne y su Viaje al Centro de la Tierra, pero siendo tan pequeño nos toca recurrir a las pelis de dibujos animados actuales, ya que Los Picapiedra tampoco se encuentran en su inventario de series preferidas.

“Teo, nos vamos a meter en la casa de Los Croods. Seremos cavernícolas” Esa fue la explicación que acabó por convencer a nuestro hijo mayor, ya que Oriol con un añito tiene suficiente con ver los cambios de intensidad de la luz y sumarse con sus balbuceos a nuestros “oooohh”, “alaaaaa”, “miraaaaaa”. Las onomatopeyas y el cine son un lenguaje universal.

Continuar leyendo →

De aventureros a piratas entre Blanes y Tossa de Mar #CATwithKids

Cala Sa Forcanera en Blanes De aventureros a piratas entre Blanes y Tossa de Mar #CATwithKids

Viajar con niños es una aventura constante. Puedes pensar que toca un día tranquilo y ellos se encargan de imprimirle otro ritmo distinto o inventar una historia que cambia los planes por completo. Quizá te pierdas algunas facetas de los lugares que visitas, pero la imaginación y las ganas que ponen en vivir nuevas historias es algo que no dejará de sorprendernos.

Después de pasar un día muy entretenido en Lloret de Mar, la siguientes paradas de nuestro viaje a la Costa Brava era Blanes. Como el día anterior habíamos viajado desde Alicante a Barcelona teníamos ganas de ir a un ritmo más pausado. Blanes es un pueblo que mira al mar, con un paseo marítimo enorme para pasear mientras escuchas el rumor de las olas.

Tossa de Mar desde la Vila Vella De aventureros a piratas entre Blanes y Tossa de Mar #CATwithKids

Sus calas y playas abrazan a las montañas con lo cual forma un paisaje muy atractivo para el viajero. Blanes también es conocido como el Portal de la Costa Brava, ya que es en esta localidad donde empieza este impresionante destino de Cataluña, así que es un buen punto de partida para empezar a explorarlo.

Continuar leyendo →

Aprendiendo a dominar las olas en Somo, la primera reserva de surf de España

Surf en Somo Cantabria Aprendiendo a dominar las olas en Somo, la primera reserva de surf de España

Tenemos que admitirlo, antes del viaje a Cantabria no teníamos ni puta idea de surf. Esta aserción no implica que ahora sepamos algo más de este deporte, pero al menos ya tenemos en nuestro curriculum unas horas muy divertidas aprendiendo a dominar las olas en Somo, la primera reserva de surf de España. Dale al play y seguimos.

Con los Beach Boys de banda sonora, tomamos la mítica Pedreñera desde Santander hasta la playa de Somo ubicada en Ribamontán al Mar. El paseo se hace muy cortito y casi no nos dio tiempo a contemplar el bello paisaje de la Bahía de Santander. Oriol que no sabía muy bien qué hacía en ese transporte marítimo se dedicó a saludar a todas las pequeñas embarcaciones que se cruzaban en nuestro camino con su manita.

Teo Vero y Oriol en La Pedreñera de Santander a Somo Aprendiendo a dominar las olas en Somo, la primera reserva de surf de España

Al llegar allí el aroma a mar se intensifica y empiezas a ver muchas furgonetas con tablas apoyadas y surferos empotrándose sus trajes de neopreno. La playa está repleta de escuelas de surf, aunque nosotros nos dirigimos directamente al Centro de Surf de Somo donde nos prestaron a Teo y a mí todo lo necesario para las clases. También nos presentaron a nuestro instructor Ali Alejandro Castro, un venezolano afincado en Cantabria que es un enamorado de este deporte y todo lo que lo rodea. Menuda paciencia tuvo con nosotros.

Cuando nos enfundamos el neopreno y nos asignaron una tabla a cada uno, Ali nos sentó en la zona de la playa más alejada del mar y empezó a contarnos su historia. Tener un instructor como Ali creo que es fundamental para pillarle el gustillo a este deporte. Respira, piensa y siente el surf por todos los poros de su piel desde que tiene uso de razón. Nos habló un poco del postureo que rodea a este mundillo, de la importancia de dejar las playas igual o mejor que las encontramos y de la suerte que teníamos de debutar en Somo, la primera reserva de surf de España.

Continuar leyendo →

La magia de la Vall de Núria en verano

La Vall de Núria en el Pirineo de Girona La magia de la Vall de Núria en verano

Es la segunda vez en la historia del blog que publico un post que no lleva mi firma. Hace unos meses, mi amiga y compañera en Travel Inspirers Doris Casares estuvo en la Vall de Núria y le pedí que me contara cómo era aquel lugar para viajar con niños. El motivo principal es que este precioso rincón del Pirineo de Girona fue el primer destino al que viajé cuando era un niño de pocos años y quería saber cómo ha cambiado en las últimas tres décadas. Vamos a recorrer la Vall de Núria siguiendo los pasos de Doris.

Un paseo por el bucólico Vall de Núria en verano es una de las escapadas más apetecibles para un plan familiar durante esta temporada estival. Además de sus actividades para niños y su apuesta por el turismo sostenible, esta comarca de la provincia de Girona es uno de los rincones secretos mejor preservados de nuestra geografía y que, sin duda, merece la pena conocer para disfrutar de un plan veraniego totalmente diferente y alejado del ruido y del trajín de la gran ciudad.

Un paisaje rodeado de lagos y montañas

A caballo en la Vall de Núria La magia de la Vall de Núria en verano

Muy apreciado por los excursionistas y senderistas, este paisaje del Pirineo de Girona presenta la forma de una gran olla, con montañas de hasta 3.000 metros y un santuario románico que se remonta al siglo XII y se eleva frente a un lago, además de ser un importante lugar de romería y peregrinación. Cuenta la tradición que San Gil talló la imagen de la Virgen de Núria en medio de la soledad de las montañas y la Guerra Civil provocó que esta Virgen se trasladara provisionalmente a Suiza, de donde volvió en el año 1941. Durante el invierno, este valle se convierte en una agradable estación de esquí familiar debido a su tamaño y al nivel asequible de sus pistas. Sin embargo, con la llegada de la primavera y la temporada estival, el Vall de Núria deja florecer toda su belleza y se convierte en un paraíso para todo tipo de actividades con niños y también dirigidas a los mayores de la familia.

Continuar leyendo →

Todo lo que hicimos por primera vez en Cantabria

Teo Vero y Oriol en Cantabria Todo lo que hicimos por primera vez en Cantabria

Los adultos tendemos a complicar las cosas, a veces hasta límites insospechados. Por eso una de las razones por las que más nos gusta viajar con niños es descubrir la inocencia y sencillez con la que contemplan el mundo. “¿Cómo es Cantabria, Teo?” Una persona madura quizá hubiera estado disertando horas y horas sobre los paisajes, la política o la sociedad cántabra, pero nuestro hijo de cuatro años lo resumió en una sola palabra: “Verde”.

Al final del viaje a Cantabria del que regresamos hace unos días, Teo añadió otro apelativo. “Verde y divertida”. Y es que en los cuatro días que estuvimos conociendo esta región atlántica no tuvimos tiempo ni para pestañear. Acabamos agotados, pero muy satisfechos con todo lo que vimos y experimentamos.

Oriol en Cantabria Todo lo que hicimos por primera vez en Cantabria

Cuando nos preguntan si somos viajeros, normalmente respondemos que no, que todavía somos aprendices. Cada viaje es una enseñanza nueva, sobre todo porque tenemos la oportunidad de hacer muchísimas cosas por primera vez. En ese sentido, en Cantabria fue muy abundante el número de debuts, así que no nos extraña que Teo añadiera la palabra “divertida”.

En las próximas semanas os hablaremos más extensamente de estas vivencias y de otras muchas más, pero para que tengáis una imagen de lo que se puede disfrutar en Cantabria con niños, vamos a contaros todo lo que hicimos por primera vez en este viaje:

Continuar leyendo →