Archivo | Escapadas por España RSS feed for this section

Mirando a la muerte a los ojos en el osario de Santa María de Wamba

Fotos de Wamba en Valladolid, osario calavera sonriente

Me resulta realmente fascinante la cantidad de curiosidades que te puedes topar en una ruta por los pueblos y ciudades de la provincia de Valladolid. A cada paso, en cada kilómetro, en cada colina existe un lugar insólito o que posea una historia que recuerda la importancia que tuvieron esos lugares en el pasado y en la forja de la actual España.

A nivel patrimonial la provincia de Valladolid está colmada de joyas secretas excelentemente conservadas que vienen aderezadas con una peculiar leyenda o anécdota que les confiere todavía más interés. Uno de los tesoros que más me sorprendieron fue la Iglesia de Santa María de Wamba (que aunque se escriba con w se pronuncia con b, es decir, suena como el título de la canción popular mexicana que hizo famosa Ritchie Valens en los 50).

Continuar leyendo →

Castillo de Villafuerte de Esgueva, una de las joyas escondidas de Valladolid

Fotos del Castillo de Villafuerte de Esgueva en Valladolid, torre del homenaje

Lo de Castilla no es un nombre que se escogiera de forma baladí, en mi reciente viaje a Valladolid descubrí que la provincia está repleta de fortificaciones excelentemente conservadas, algunas en pueblos que no llegan al millar de habitantes. Probablemente la que más me sorprendió de todas fue el Castillo de Villafuerte de Esgueva, emplazado en una localidad de tan solo 106 vecinos.

Valladolid es de esas provincias que hacen bueno el dicho de “ancha es Castilla”, aunque para mí es una gozada recorrer sus carreteras sin prisas y disfrutar de esos paisajes pintados por los cultivos de vides y cereales o esas enormes extensiones de llanura que de vez en cuando te sorprenden con una imponente fortificación que se eleva sobre un pequeño promontorio.

Continuar leyendo →

El Museo Provincial del Vino y los encantos de Peñafiel en Valladolid

Fotos del Museo del Vino de Penafiel en Valladolid, aromas

No estoy descubriendo la luna al decir que la provincia de Valladolid es tierra de vinos. La enología y todo lo que rodea a la vid lleva muchos siglos marcando el paisaje, las rutinas, la economía y la cultura de una zona de España donde se han vivido algunos de los acontecimientos históricos y políticos más importantes de nuestro país.

La denominación Ribera del Duero está presente en todas las cartas de vino de cualquier restaurante de España (y en muchos del extranjero), aunque no es la única variedad de caldos que se produce en Valladolid. Cigales, Toro, Rueda y Tierra de León son el ejemplo de la gran diversidad vitivinícola de una provincia en la que nacen algunos de los vinos más extraordinarios del mundo. Admito que no soy un gran experto en el tema, aunque no hace falta serlo para disfrutar con la visita al espectacular Museo Provincial del Vino de Peñafiel.

Continuar leyendo →

Diez experiencias que tienes que vivir en Benicàssim

Fotos Benicassim, playas

Benicàssim es una de las localidades turísticas de la Comunitat Valenciana donde he pasado más veranos en mi vida (pese a que nací en Alcoy y vivo en Alicante). La música y el FIB son los principales culpables de que mis huesos acabaran allí en pleno mes de agosto, pero hace unas semanas regresé en invierno para descubrir otra cara muy distinta de este municipio castellonense gracias a la celebración del día de las paellas.

Con los recuerdos de hace unos años y las vivencias más recientes voy a recomendaros qué ver y hacer en Benicàssim, un lugar en el que han veraneado ilustres como Ernest Hemingway. Empieza la cuenta atrás con estas diez experiencias que tienes que vivir en Benicàssim.

Continuar leyendo →

Del FIB al Día de las Paellas, Benicàssim está de fiesta

Fotos Día de las Paellas Benicassim 2015, fuego

Hace unos años (inicio en plan abuelo cebolleta) cuando llegaba finales de enero y el mercurio luchaba por ganarle unos grados al 0, un joven Pau estaba muy atento a los programas musicales de la época. Probablemente el dial estuviera en Radio 3 y la inconfundible voz de Tomás Fernando Flores estaría narrando en su Siglo 21 los detalles más raros de los temazos que habían compuesto los artistas que acababan de anunciar para la siguiente edición del FIB. Era invierno y ya estaba pensando en viajar a Benicàssim.

Para mi grupo de amigos el nombre de Benicàssim era como para los musulmanes el de La Meca. Cada verano peregrinábamos con nuestras tiendas de campaña, camisetas de diseño y los bolsillos medio vacíos a escuchar en directo a nuestros músicos y DJ’s favoritos. Era el evento del año y lo siguió siendo para nosotros durante casi una década. Fuimos fibers hasta que las responsabilidades y la madurez nos los impidieron, pero seguimos siendo fibers de espíritu y actitud.

Continuar leyendo →